Los secretos para ser un Líder AIESECo

Según la RAE un líder es una ´´Persona o entidad que va a la cabeza entre los de su clase…´´, para mí un líder es una persona que posee la capacidad de atraer y relacionarse con sus pares, influyendo en las mentes de las personas que trabajan con él. Además, es importante que este líder tenga la capacidad de incentivar, gestionar, motivar y evaluar a un grupo entusiasmando a alcanzar un objetivo.

Ser un líder no es trabajo fácil, es un aprendizaje constante que en muchos casos es producto de las equivocaciones que cometemos. A lo largo de mi carrera en AIESEC, he aprendido algunos secretos para ser un buen líder que a continuación compartiré con ustedes.

  1. VALOR INQUEBRANTABLE

Desde mi punto de vista, este es el secreto más importante, la confianza se transmite y no hay seguidor que se resista. Nadie quiere ser liderado por alguien a quien le falta valor o confianza en sí mismo. ¿Si tú no crees en ti, quién va a hacerlo? Un buen líder tiene que saber proyectar.

También te puede interesar: 5 buenos consejos para no ser atrapado por la rutina

  1. DECISIÓN
Los secretos para ser un Lider

“Nadie quiere ser liderado por alguien a quien le falta valor o confianza en sí mismo. ¿Si tú no crees en ti, quién va a hacerlo? Un buen líder tiene que saber proyectar.”

Un hombre que dude de sus decisiones está demostrando que es inseguro. Algo que marca la actitud de un líder es su determinación y tomar las riendas en todas las situaciones.

  1. HACER ELOGIOS

La nobleza y el valor de reconocer logros ajenos influyen mucho en el respeto de los seguidores y es un sentido de justicia para otorgar el mérito a quien lo merece.

  1. MAESTRIA EN EL DETALLE

Uno de los puntos más complicados… un líder es un maestro en el arte de ser detallista. Todo líder debe ver desde el aspecto mínimo hasta el más avanzado tratando de que nada quede por fuera.

  1. SIMPATÍA Y COMPRESIÓN

Debes ser simpático, capaz de comprender a las personas y sus problemas. Es clave entender que las personas que trabajan contigo son seres humanos y muchas veces pueden tener problemas o complicaciones.

  1. ARMAR PLANES Y SEGUIRLOS

Si quieres ser un buen líder, no puedes olvidar tu planificación. Un buen líder siempre planea un ataque estratégico para no actuar por un simple impulso.

También te puede interesar: Asegúrate que lo que hagas te otorgue profunda existencia

  1. TRABAJAR MÁS QUE LOS DEMÁS

    Los secretos de ser un lider 2

    “Todo líder debe ver desde el aspecto mínimo hasta el más avanzado tratando de que nada quede por fuera.”

Tienes que tener buena voluntad y hacer más de lo que exiges a las personas que están trabajando contigo, como en las guerras medievales, el líder siempre está de primero dispuesto a recibir el primer golpe.

  1. ASUMIR RESPONSABILIDADES

Un líder debe asumir responsabilidad por las equivocaciones cometidas, tanto personales como las del equipo de trabajo.  Tal vez la última no la esperaba pero es muy simple, si un equipo falla también el líder falló porque no pudo sacar la situación adelante.

Parar tí amigo lector, ¿Cuales crees que sean los secretos para ser un líder y mejorar tu Liderazgo?.

La gran pregunta

Pienso que querer cambiar al mundo es una idea de locos, pero conformar un equipo que crezca a nivel mundial para poder cambiarlo es mucho más que una locura… ¡es una obra de arte! Un logro humanístico tan grande que tengo fe dejará huellas imborrables. Ahora, se preguntarán por qué digo todo esto.

Hace años, antes de comenzar a estudiar mi carrera en la universidad, solía investigar sobre organizaciones juveniles, grupos estudiantiles, modelos internacionales, etc; para algún día -llegado el momento- poder formar parte de alguna y crear algo genial. Y entonces, no recuerdo cómo, encontré a AIESEC. Me interesó su causa, su porqué, la manera en la que todo funcionaba, que fuese manejada por estudiantes menores a 29 años en más de 126 países. Y apenas ingresé a la universidad, entré a esta ONG. Siempre digo que no fue una casualidad, tenía que pasar, porque si no, no sería la persona que soy hoy en día.

También te puede interesar: Los secretos para ser un Líder AIESECo

AIESEC Venezuela - La Pregunta

“No hubiese asumido la responsabilidad con 17 años de comprometerme con el manejo del talento de mi equipo, ni con el desarrollo de programas o proyectos que generaron un increíble impacto social”

No hubiese asumido la responsabilidad con 17 años de comprometerme con el manejo del talento de mi equipo, ni con el desarrollo de programas o proyectos que generaron un increíble impacto social en la población más necesitada de mi ciudad, ni con la difusión internacional de estos proyectos para invitar a increíbles chicos extranjeros a hacer un trabajo invaluable en mi país.

Pero eso es solo lo laboral, ¿qué he ganado en lo personal? Conocer a personas increíblemente talentosas, bondadosas, inteligentes, trabajadoras y creativas. Conocer a los diferentes, los que no tienen miedo de arriesgarse para lograr sus objetivos, los creadores. Aquellos que ven las oportunidades y soluciones donde el resto solo ve problemas.

También he aprendido costumbres de otras culturas, he compartido mis propias costumbres y cultura, he ganado amigos de Polonia, Egipto, Brasil, Chile, Argentina, Irlanda, Francia, etc. Y todo esto sin salir Venezuela. Imaginen cómo sería irse de intercambio, vivir y trabajar un tiempo en otro país, con una increíble empresa u ONG, generar un cambio positivo y conocer a gente maravillosa.

Tambien te puede interesar: Asegúrate que lo que hagas te otorgue profunda existencia

Después de todo esto, del gran cambio y crecimiento que he podido lograr y del que me he nutrido durante mi vida AIESECa, la pregunta que al comienzo de este artículo me planteé ha cambiado completamente. Ya no es necesario que sepan “¿por qué AIESEC?”, ahora es necesario que respondan “¿por qué no?”.

AIESEC: The Experience

“Nunca llegué a pensar que antes de los veinte años viviría momentos que me harían crecer de tan distintas maneras, ver y comprender las realidades de diferentes personas, incluso más allá de nuestros límites geográficos.”

Hace casi dos años escuché en la radio un llamado a jóvenes con el fin de “captar talentos”, no entendí realmente a qué se refería pero decidí acercarme a la dirección que señalaban, por lo rápido de la pauta ni siquiera logré escuchar el nombre de quienes representaban ese espacio.

También te puede interesar: Los secretos para ser un Líder AIESECo

  Recuerdo ver muchas personas contemporáneas conmigo, de hecho aparentemente ninguno pasaba los 23 – 24 años (esto refiriéndome a los encargados del evento), no llegué a tiempo suficiente para entender de qué se trataba así que sólo me senté a escuchar. Intercambios, experiencias, cambiar vidas, idiomas, otras cultura, eso y mucho más pude captar durante su “presentación”. Al final de la jornada me anoté en un lista para un curso de idiomas (o eso me pareció) y procedieron a realizarme una entrevista; recibí una llamada una semana luego del evento donde me informaban haber entrado en AIESEC, desconocía totalmente de qué se trataba y cómo cambiaría mi vida desde entonces.

AIESEC The Experience 2

“Salí de mi zona de confort y descubrí una realidad totalmente diferente…”

  Nunca llegué a pensar que antes de los veinte años viviría momentos que me harían crecer de tan distintas maneras, ver y comprender las realidades de diferentes personas, incluso más allá de nuestros límites geográficos. Encontrar personas de las que aprender tantísimo, conocer el potencial que se tiene como persona, futura profesional y el poder de ser voluntario. A lo largo de este tiempo he descubierto y potencializado habilidades que ignoraba, he adquirido nuevos conocimientos que se acoplan a mi vida en general.

También te puede interesar: La gran pregunta

  Salí de mi zona de confort y descubrí una realidad totalmente diferente; hoy en día soy una persona más consciente de su entorno y el cambio que este necesita, que es posible mejorar pero que el cambio ocurrirá a partir de cada uno de nosotros. AIESEC te brinda crecimiento, aprendizaje, multiculturalidad, crecimiento profesional, desarrollo de tus habilidades, AIESEC te brinda La Experiencia de tu vida.

Rebeldes con causa

 “Esto es por los locos. Los rebeldes. Los alborotadores. Los que ven las cosas de manera diferente. Mientras que algunos pueden verlos como los locos, nosotros vemos genios. Porque las personas que están lo bastante locas como para creer que pueden cambiar el mundo, son las que
lo hacen.”  
– Apple

Cuando Apple ideó el ahora famoso eslogan “Think Different” y la filosofía detrás de él, su objetivo principal, era reivindicar la posición de todas aquellas figuras que habían calado en la historia en base a la firme creencia de que pensando diferente podían generar un verdadero paradigma. La campaña se sostenía en fidelizar antes que vender. Apple rescató en su momento la idea de que la rebeldía era un concepto inseparable de la innovación. Y para todos aquellos que alguna vez nos hemos permitido sentirnos inspirados por grandes figuras, se nos vuelve evidente que el principal punto de innovación llegó en ese momento donde se permitieron no hacer lo que se esperaba que hicieran.

También te puede interesar: La gran pregunta

Todos los que formamos parte de AIESEC hemos sido testigos, directos o indirectos, de comentarios que poco favorecen a nuestra organización. “Lo niños buenos que quieren cambiar al mundo” escuché hace poco, acaso como un comentario jocoso que pretendía desvirtuar el trabajo que miles de jóvenes realizan alrededor del mundo. Sin embargo, basta con entender la magnitud de nuestro movimiento para darnos cuenta que, efectivamente, AIESEC está promoviendo un cambio. Somos 100.000 jóvenes y 128 países que creen en nuestro objetivo y trabajan todos los días para promover ese necesario viraje, en un mundo que parece resistirse a cambiar. Nos hemos propuesto ser parte del verdadero cambio en un mundo donde la armonía parece un concepto cada vez más lejano. Hemos decidido ser parte de una transformación, con la firme creencia de que los pequeños actos también valen, una persona a la vez. ¿No nos hace esto unos verdaderos rebeldes?

Somos rebeldes en el momento que decidimos perseguir un objetivo, aún en contra de las aparentes dificultades, convencidos de nuestro poder y nuestras ideas. No es sedición ni amotinamiento: es rebeldía con causa, al estilo millenial. Somos insurrectos preparados, conscientes de nuestro entorno, tercos, fascinados por el mundo, pero, sobre todo, potenciales líderes (líderes verdaderos, empáticos, inclusivos, diversos, más humanos).

Sabiendo esto, con base en mi experiencia en AIESEC y consciente de los miles de rebeldes que están allá afuera, me atrevo a copiar aquí cinco cosas que todos los rebeldes con causa deberían saber:

 

“Un rebelde comprende dónde debe darse el cambio y qué pasos seguir para generarlo.”

 1.- Cuestiónalo todo.

  No se trata de desobediencia ni desconfianza: es sobre innovación. La cuestión es dudar de lo ya establecido, de lo usado y de lo ya conocido, y atreverse a buscar formas diferentes de hacer las cosas y abordar los problemas. Es muy fácil implementar cien ideas que ya han sido usadas y comprobadas, pero ejecutar una idea novedosa requiere de valentía y tenacidad.

2.- Para un rebelde, el único verdadero pecado es la ignorancia.

Un rebelde conoce y entiende la causa por la que lucha. Está consciente de su entorno y de los que lo rodean. Sabe cuáles son sus capacidades y admite sus puntos ciegos. Un rebelde comprende dónde debe darse el cambio y qué pasos seguir para generarlo. Mira hacia atrás, no para hacer lo que los otros hicieron, sino para deducir lo que nunca se ha hecho e implementarlo.

3.- Si lo único que quieres es reconocimiento, trabaja solo. Si quieres un verdadero impacto, busca a otros rebeldes.

La fórmula es bastante simple: si una mente fuera de lo común puede generar un cambio, cien pueden generar un enorme cambio.

4.- Las dificultades no se destruyen: se transforman.

Para un rebelde, resulta insoportable verse frenado por los obstáculos o las adversidades. Son orgullosos y se niegan a pensar que hay cosas que no pueden ser solucionadas. Si una dificultad no puede ser resuelta, por lo menos puede ser transformada en una oportunidad, justo como un fracaso, de no poder ser evitado, se puede tornar en una enseñanza.

 

“Las armas de los rebeldes son la tecnología, la transmisión y el ingenio.”

5.- Trabajan todos los días, pero no esperan resultados inmediatos.

Entendiendo la magnitud de su causa, un rebelde trabaja todos los días para lograr sus objetivos, pero está dispuesto a esperar para ver los resultados, consciente de que sólo bajo la debida paciencia y el trabajo constante pueden gestarse los verdaderos frutos del esfuerzo.

También te puede interesar: AIESEC: The Experience

Plus.- Un rebelde se vale de sus armas.

Ni cuchillos ni ballestas, ni nada que se le parezca. Al mejor estilo millenial, las armas de los rebeldes son la tecnología, la transmisión y el ingenio. Se valen de sus recursos y entienden el poder de la palabra y de la comunicación.

 En base a tu experiencia coméntanos,  ¿qué cosas crees que todo rebelde con causa debe saber?