Mi historia AIESECa

A veces creemos que estamos muy seguros de lo que queremos, hasta que sin pensar, un día las cosas cambian sin más, sales de tu zona de confort y empiezas a disfrutar cada paso. AIESEC siempre logra sacar lo mejor de nosotros.

Decisión o casualidad

Al momento de elegir una carrera universitaria el bachiller común tomaría la decisión en base a lo que siempre le ha gustado, o más fácil, por descarte de lo que sabe que no le gusta. En mi caso, mi elección se basó en querer trabajar con matemática y computadoras, en lugar de personas y textos. Un mundo cuadrado con mínima interacción social se veía como lo ideal para mí. Debido a eso, soy estudiante de Ing. Informática en UCAB Guayana.

Ya siendo universitario sentía que no haría “vida universitaria” si no formaba parte de alguna actividad extracurricular, es en ese entonces cuando escuché como unos compañeros discutían acerca de su inducción en AIESEC Guayana. Inevitablemente captaron mi atención, me vendieron la idea y lograron que llenara mi aplicación aunque no estaba convencido, ¿Qué podría perder?

Este lugar no es para mí

“AIESEC te prepara para el entorno laboral” fue lo que me mantuvo motivado, pero al escuchar la charla informativa sentía muchas dudas. Parecía que había lugar para los comunicadores, contadores, estudiantes de relaciones industriales, administradores, pero nada enfocado en informática o ingeniería en general.

“¿Sera esto una pérdida de tiempo?” me decía a mí mismo constantemente mientras terminaba el proceso.

Al final fui aceptado, sin saber que esperar dado que mi perfil no parecía ser necesario en su estructura. Me asignaron como miembro de logística en un proyecto basado en cursos de emprendimiento, me pareció bastante entretenido, sin embargo, no terminaba de hallarme a mí mismo como un “AIESECo”.

También te puede interesar: Responsabilidad, ¿La asumimos o decimos “yo no fui”?

Lo que menos esperaba

Una vez terminado el proyecto soy informado de mi asignación al área de Talento Humano del Comité Local, área a la que sentía tenía una afinidad nula. Para mi sorpresa en el equipo solo la vicepresidente era estudiante de relaciones industriales, no entendía qué hacía en la misma área junto a comunicadoras, contadores y administradores.

Conectando los puntos

Mi historia AIESECa

“Empíricamente evolucionaba como líder, practicaba gestionando un equipo para alcanzar un objetivo en específico donde no ponía en práctica lo que aprendía en la universidad.”

La estructura organizacional de AIESEC es jerárquica, y la velocidad en la que puedes escalarla no está escrita. Si eres como yo, alguien que ama sentirse retado, no habrías dudado en hacer lo mismo que yo… Aplicar para ser vicepresidente del comité local luego de seis meses.

Resulte electo en un rol que consistía en dirigir una prueba piloto de área nueva. Sin haber terminado dicha gestión también me involucré en el desarrollo de un evento nacional y así muchos otros “corotos” llegaban a mi vida. Empíricamente evolucionaba como líder, practicaba gestionando un equipo para alcanzar un objetivo en específico donde no ponía en práctica lo que aprendía en la universidad.

También fui presidente del comité local que me vio nacer como AIESECo, un rol que me iba a permitir vivir la experiencia AIESEC más intensa hasta el momento. Un año completo como gerente de una oficina local, guiando un equipo de talentosas personas y buscando maneras para obtener mejores resultados me enseñó mucho sobre lo que un verdadero líder debe hacer y tácticas de gerencia aplicables a cualquier organización. Finalmente algo que podría aplicar al graduarme, teniendo como meta algún día tener mi propia empresa.

También te puede interesar: 10 fuentes de motivación para Emprendedores

En Julio del 2016 inicia una nueva aventura dentro de la organización donde, inicia la gestión de la nueva junta directiva nacional, y tendré la oportunidad de dirigir el área que una vez me pareció el lugar menos indicado para mí.

Consejos

  • Sal de tu zona de confort siempre que puedas, quizás descubras algo de ti mismo
  • Disfruta lo que hagas, porque alcanzar el éxito con una sonrisa vale más que solo cumplir una tarea
  • Aprende a confiar en los demás, en este mundo ser un lobo solitario no es lo ideal.
  • Sé ambicioso pero planifica el camino, porque un líder no alcanza el éxito de un día para otro
  • Celebra los logros y aprende de los errores, no solo los tuyos sino también de los que te rodean.
  • Toma el camino largo de vez en cuando, esforzarte haciendo algo difícil hoy te permitirá ser más sabio en el mañana

Si quieres mas información y formar parte de AIESEC en Venezuela, te invitamos a que ingreses a la sección Vincúlate a tu Universidad y te registres en nuestro formulario. ¡Te esperamos!.

Jesús Ernesto Castro

10 fuentes de motivación para Emprendedores

La capacidad de automotivación es una de las más importantes que deben desarrollar los líderes y emprendedores, pero como seres humanos podemos sentir frustración y ganas de mandarlo todo al…

Por suerte existen diversos lugares para encontrar la motivación que nos permiten levantar el ánimo y estar una vez más preparados para perseguir nuestros sueños y superar cualquier obstáculo que se interponga. En este articulo he querido recopilar 10 fuentes para encontrar inspiración en momentos difíciles y siempre estar con toda la energía enfocada para lograr todos nuestros proyectos sin importar cuan grandes se vean y lo incierto que parezca el camino.

También te puede interesar: 5 buenos consejos para no ser atrapado por la rutina

Son ejercicios muy prácticos, los invito a todos ustedes líderes de AIESEC en Venezuela a ponerlos a prueba y a que llenen su vida de motivación:

1. La pasión

Cuando sientes pasión por lo que haces nunca vas a sentirte desmotivado, no importa cuantas dificultades debas enfrentar y si debes fracasar 10 mil veces para lograr tus objetivos.

La mayoría de los líderes erróneamente buscan “la organización perfecta” o “la empresa más rentable” y terminan emprendiendo o liderando sectores que no les generan la más mínima emoción. El emprendimiento es como el amor, puedes ver muchas chicas (o chicos) muy atractivas/os, pero sólo hay una/o que realmente despierta tus pasiones y por la o el que sientes deseos de darlo todo.

Una vez tienes claro lo que realmente te apasiona vas a ver cómo todas las cosas te salen bien, y si te salen mal, ten por seguro de que nunca te vas a arrepentir de haber seguido a tu corazón.

2. Visión del futuro deseado

Antes de comenzar un proyecto, un trabajo, cualquier cosa; siempre es recomendable visualizar el futuro de eso que estás comenzando y grabarte esa visión en tu cabeza, de esta manera vas a programar tu mente para que cada día trabajes en pro de esa visión.

Puede ser de gran utilidad elaborar un tablero de visión (panel visionario), que es una herramienta muy poderosa  cuando se hace con fe y firme convicción, pues te permite llegar al futuro que tanto anhelas. Poniendo las metas que planeas conseguir desde el comienzo hasta el final.

Las organizaciones pequeñas son pequeñas porque carecen de una gran visión que guíe su rumbo. Piensa, visualiza y actúa para convertir tu pequeña organización en la gran empresa que sueñas.

3. Metas claras

10 fuentes de motivación para Emprendedores 2

“Tus metas se convertirán en un mapa para enfocar tu energías y sentirte motivado cada día”.

Una vez tienes diseñada tu visión, debes convertir esa visión en metas o pasos para llegar a ella. Recuerda que un líder sin metas es como un gran barco a la deriva, pues posee todas las capacidades para ir a donde quiera pero no sabe hacia dónde dirigirse.

Las metas deben ser claras, precisas y definidas en tiempo y espacio. Cuando no se tiene un rumbo definido es más fácil caer en la tentación de abandonar algún proyecto.

Tus metas se convertirán en un mapa para enfocar tu energías y sentirte motivado cada día, porque estás metido en algo que te apasiona y además estás recorriendo un camino hacia tu más grande sueño.

Una vez tengas listas tus metas, te será más fácil diseñar las estrategias para alcanzar cada una de ellas.

4. Conocer historias de emprendedores exitosos

Esta actividad es súper buena para llenarnos de inspiración y sentirnos con ganas de hacer realidad todos nuestros proyectos o sueños.

Es especialmente recomendable buscar casos de éxito en la misma organización por la que estás trabajando; por ejemplo, en el caso de AIESEC es muy fácil toparse con esa gente que ha logrado cosas maravillosas, que ha aportado algo más. Esa gente que ha caminado una milla extra. Sólo debes mirar a tu lado, de repente buscar a tus antecesores y simplemente preguntar, qué los motivaba, qué los llevó a llegar hasta allí. Estoy seguro de que sus historias te motivarán y te llevarán a lograr todos tus objetivos.

5. La lectura

Hay libros con contenidos muy motivadores como: “Padre Rico, Padre Pobre”, “Pasión por emprender”, “La biografía de Steve Jobs” y muchas otras publicaciones que te transmiten el entusiasmo del autor por querer hacer cosas grandes.

Pero los libros nos son el único recurso para leer. ¿Te has puesto a pensar cuánto lees diariamente en Internet? Cuando estás en una red social te encuentras constantemente recibiendo información, mucha de esta información es nociva porque proviene de gente negativa que sólo se dedica a quejarse de las cosas y a desmotivar a los demás, por ello debes tener mucho cuidado con los amigos que agregas y la gente que sigues.

Cada cosa que lees se almacena en tu subconsciente y va programando tu mente, por ello debes ser muy cuidadoso con el alimento que le estás dando a tu cabeza.

6. Piedra de la gratitud

10 fuentes de motivación para Emprendedores 3

“La piedra de la gratitud es un ejercicio muy práctico pero con un poder inmenso.”

La piedra de la gratitud es un ejercicio muy práctico pero con un poder inmenso. Sólo debes conseguir una piedra y cada mañana ponerla en tu bolsillo mientras agradeces por todo lo que tienes, y en la noche la sacas de tu bolsillo y nuevamente das gracias. Dar gracias causa un efecto multiplicador y hace que te sientas bien contigo mismo.

También puedes agradecer compartiendo tu éxito con los demás, recuerda el principio universal de “dar para recibir”. No hay mejor sensación que ver sonreír a alguien y saber que tú eres el motivo, y esto te ayudará a mantener las ganas de continuar siempre adelante con tus proyectos u objetivos.

7. Frases motivacionales

Toma algunas frases con mensajes motivadores y elabora carteles para poner en lugares que revises constantemente, verás como poco a poco tu mente se alimenta del pensamiento de ellos.

8. Ser consciente de que estás cambiando el mundo

10 fuentes de motivación para Emprendedores 4

“tu labor como líder va mucho más allá de lo que piensas. Tienes una enorme responsabilidad y compromiso con este mundo.”

Los líderes están para cambiar el mundo y no hay mejor manera de motivarse que despertarse cada día sabiendo que estás haciendo algo grande y tu aporte va a hacer de éste un mundo mejor.

Estás generando liderazgo, creando oportunidades, re-definiendo proyectos, inspirando a otras personas… en fin, tu labor como líder va mucho más allá de lo que piensas. Tienes una enorme responsabilidad y compromiso con este mundo. Cuando te sientas desmotivado recuerda que estás haciendo algo grande.

9. Un equipo de trabajo positivo

Puede que te sientas un poco desmotivado algunas veces y por ello debes tener a tu lado un equipo de personas comprometidas y apasionadas que te levanten el ánimo cada vez que pienses en desfallecer.

Busca personas complementarias y positivas que siempre te aporten algo, principalmente que estén dispuestas a perseverar al igual que tú.

10. La muerte

Y finalizo de una manera muy motivante para animarse a hacer cosas grandes: la muerte. Algunos prefieren no hablar de ella, pero mira la perspectiva de Steve Jobs sobre la muerte:

10 fuentes de motivación para Emprendedores 8

Steve Jobs

“Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que haya encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida.

Porque prácticamente todo: las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso, se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante.

Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón“.

 

También te puede interesar: Responsabilidad: ¿La asumimos o decimos “yo no fui”?

Fuertes palabras de alguien que debió enfrentar la muerte a una edad relativamente joven, pero sus palabras demuestran que él había venido a este mundo para cambiarlo y que debía hacer a un lado los temores y las penas para lograrlo.
Cada vez que sientas miedo al fracaso recuerda las palabras de Steve.

 

Romario Sanchez

AIESEC Venezuela