#YoApuestoPorVenezuela: Rafael Navarro “Venezuela tiene el talento para ser potencia muy pronto”

Si de limitaciones se trata, en la vida cada persona sufre las suyas de manera distinta. Lo que para algunos es una tarea diaria para otros resulta extraordinaria. Experiencias sencillas para los venezolanos, como un viaje a la playa, para un boliviano como Rafael Navarro era un sueño; pues en su país natal no tiene salida al mar.

El recorrido de 1 hora que toma entre Caracas y la Guaira, para Rafael, significó 23 años de espera.

Pero Rafael no solo soñaba con ver el paisaje y percibir el olor a sal en la bahía, de ser ese su sueño quizás habría tomado un avión a otro destino del mundo. Él soñaba con ayudar a un país en problemas para salir totalmente de su zona de confort, y ese país fue: Venezuela.

La opinión de Rafael es que la calidad de vida de un país mejora en la medida que mejore la educación de sus ciudadanos, y por eso decidió trabajar en “Emprendiendo para el Futuro” de la mano de la Universidad Simón Bolívar, en Caracas. Este proyecto fomenta espacios para formar jóvenes profesionalmente y además les brinda las herramientas para que con su carrera puedan aportar conocimientos en pro de la mejora de nuestro país.

Testimonio de Rafa 1

Rafael fue facilitador y diseñó técnicas para jóvenes emprendedores que no solo han de iniciar un negocio, sino que se lanzarán en la aventura de buscar crear un impacto social en su comunidad. En palabras del mismo Rafael, a su país le falta el potencial y talento joven que tiene Venezuela, profesionales bien formados y con ganas de contribuir. Eso lo hace sentirse aún más comprometido con Bolivia y el aporte que puede dar.

Testimonio de Rafa 3

Rafael es un joven abogado boliviano que dejó una huella latente en los participantes de “Emprendiendo para el Futuro”; que forjó amistades duraderas en un lugar completamente desconocido para él; que llegó a Venezuela buscando desarrollar su liderazgo, conocer el mar y enseñar sobre emprendimiento; pero que a su vez regresó a Bolivia con una perspectiva más amplia de la problemática social, conocimientos sobre jóvenes emprendedores y amistades que le durarán para toda la vida.

 

Rafael vivió su experiencia en nuestra Venezuela, ¿eres tú el siguiente en decir #YoApuestoPorVenezuela?

 

Testimonio de Rafa 4

¿Te nos unes en un viaje por las playas venezolanas?

Venezuela es un país de vastos y hermosos paisajes naturales. Tenemos desierto, selva, nieve y montañas a montón; cualquier clima que desees lo puedes encontrar en nuestra tierra maravillosa. Así que en esta oportunidad te vamos a presentar 5 destinos que no puedes dejar de conocer durante tu experiencia en Venezuela. Dedicado a todos aquellos que aman el mar, la buena vibra y sentir el sol en su rostro mientras se toman una bebida refrescante.

 

#1   Morrocoy

El Parque Nacional Morrocoy se encuentra ubicado a 2 horas de la ciudad de Valencia, estado Carabobo. Cuenta con más de 18 islas e islotes que permiten a sus visitantes disfrutar de un día de playa en cristalinas aguas color turquesa. Su acceso es únicamente a través de lanchas conducidas por lugareños y en los cayos se ofrecen diversos servicios para diversión y degustación de platos llenos de color y sabor.

morrocoy

 

 

#2   Los Roques

Esta sucursal del cielo brinda a sus visitantes exuberantes paisajes donde podrán encontrar una paz que difícilmente sentirán en otro sitio. Este archipiélago se encuentra ubicado a 168km al norte de La Guaira, estado Vargas y solo se le puede llegar a través de vuelos comerciales desde Porlamar -isla de Margarita-, Caracas y Maracaibo. Una opción también es tomar la aventura de navegar hasta él.

101NOTI5

 

 

#3   Isla de Plata

Se encuentra ubicada a 10 minutos en bote saliendo desde Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Cuenta con aguas cristalinas y una temperatura ideal para relajarse en un día de sol. Es uno de los lugares más visitados por locales y temporadistas. Se puede recorrer los cayos cercanos a ella o disfrutar de deportes acuáticos en sus adyacencias.

isla-de-plata-1

 

#4   Mochima

El Parque Nacional Mochima se encuentra ubicado entre los estados Sucre y Anzoátegui, al oriente de Venezuela. Está conformado por un grupo de islas y paisajes montañosos que lo vuelven un lugar de visita asegurado para todos los turistas; se puede acceder a sus playas tanto en bote como por tierra, por ejemplo a Playa Blanca y Playa Cautaro.

Mochima 1

 

 

#5   La Ciénaga

Este paraíso tropical está ubicado en el estado Aragua. Se accede en bote desde el pueblo de Ocumare de la Costa y cuenta con diversas atracciones para sus visitantes, desde paseos en kayak a través de sus cristalinas aguas hasta baños en lodo para relajación. El abanico de colores, sabores y atenciones que recibirás en este lugar provocará que la visites en más de una ocasión.

dsc_1272_1148x768

Por supuesto Venezuela no solo posee costas hermosas para visitar, en los siguientes posts hablaremos un poco sobre nuestras maravillas naturales y más oportunidades de turismo para nuestros visitantes… Entonces ¿serás el siguiente en decir #YoApuestoPorVenezuela?

Fadia Frangie, la negociación efectiva

Fadia Frangie, vicepresidenta de Talento Global de AIESEC en UCV, siempre había querido realizar un curso que le brindara herramientas para ser una mejor negociadora frente a cualquier situación (personal y profesional); y lo hizo.

Recibió clases de uno de los mejores negociadores de Venezuela: el profesor José Paiva, quién le brindó las herramientas necesarias para garantizar una negociación efectiva. Además, le permitió entender sus intereses propios frente a los recién descubiertos y así poder conducir a los actores a una mejor solución.

En el curso de Negociación Efectiva del Centro de Estudios de Desarrollo Organizacional Oxcam, aprendió sobre la Zona de Acuerdo Posible; la cual le permite ceder o no a diferentes intereses, “de la mano con la posibilidad de descifrar el interés de otro y poder llegar a un acuerdo”.

Fueron dos días retadores para Fadia porque no sólo debía manejar herramientas de negociación sino que tenía que enfrentarse a personas mucho mayores y con  una impresionante experiencia laboral. “Junto a una compañera, era la menor en cuanto a edad”, comentó Fadia Frangie.


Este año, Fadia decidió tomar un nuevo cargo como miembro de AIESEC en Líbano porque le permitirá tener una noción de cómo manejarse en cada situación. Y de qué forma puede aportar para que un clima organizacional sea más positivo, “que los departamentos sean más sinérgicos y que los compañeros de trabajo conozcan el objetivo de la empresa y no sólo por dinero”.

Una vez leí que las personas no le renuncian a la empresa, le renuncian al jefe. En AIESEC es una de mis banderas y punto de reflexión más importante.

En AIESEC  ha aprendido a gestionar equipos, entender las necesidades de los clientes, generar experiencias y cambiar vidas. Para ella es cuestión de calidad y no de cantidad. Además, piensa que la organización influye en su carrera profesional y con ella comprendió que el mundo está lleno de jefes; por eso necesita más líderes como los que se forman en AIESEC.

Fadia Frangie

Fadia Grangie al ser electa como Vicepresidenta de AIESEC en UCV 2016

7 consejos para gestionar tu tiempo

Es posible que ya sepas lo que es la gestión del tiempo, pero todavía te preguntas cómo vas a organizarte mejor y lograr cumplir con todas tus obligaciones. Puedes estar tranquilo porque no es tan complicado, sólo necesitas de práctica y disposición.

 

1. Reflexiona: todo es cuestión de prioridades

Debes estar consciente de cuáles son tus intereses: qué actividades realizas para tu carrera, profesión o recreación; y cuáles te importan más y le aportan algo a tu vida.  Quédate con el trabajo o el curso que más te guste y no hagas las cosas simplemente por obligación, culpa, lástima o querer quedar bien con otra persona. No estarías engañando a los demás, estarías engañándote a ti y desperdiciando tiempo en algo que en realidad no te interesa.

 

2. Respeta los horarios

Ubica en un horario tus labores permanentes como el trabajo, la universidad, un curso, etc. y trata de hacer el resto de las actividades respetando las anteriores. Marca como “ocupada” la hora que estás en la oficina o en una clase –y concéntrate en ello. De esta manera vas a reconocer cuáles son las horas que estás realmente libre para realizar tus asignaciones. Evita abarcar la hora de una clase para hacer la tarea de un taller, por respeto a quien da la clase y por ese horario que ya habías establecido.

 

3. Jerarquiza

No basta con enumerar todas las cosas que tienes que hacer, también debes tener presente hasta cuándo tienes chance de hacerlas. Haz una agenda y marca cada tarea de acuerdo a su fecha de entrega para no hacerlas a última hora.  

Cada vez que vayas a aceptar un nuevo compromiso, trabajo, etc., recuerda que: hay actividades permanentes, aquellas con un horario establecido  –como el trabajo o la universidad– y asignaciones que derivan de ellas –entrega para una materia, presentación para el trabajo. En pocas palabras, estarás constantemente lleno de responsabilidades. Considera las que ya tienes.

 

4. Divide y vencerás

Evalúa qué tareas son más difíciles –y te pueden llevar más tiempo– y sepáralas de aquellas que logras hacer mucho más rápido y distribúyelas de manera que comiences por las de mayor dificultad. Así, cuando te sientas cansado, y veas que solo quedan tareas “ligeras”, sentirás cierta satisfacción al realizarlas. Es decir, estás usando ciertas tareas como un efecto placebo muy útil para evitar el estrés y cumplir con todas las responsabilidades.

Julio César dijo estas palabras (divide y vencerás) cuando era gobernador de Roma y dudo que tuviese en mente una lista de tareas por hacer; pero si funciona como estrategia política, ¿por qué no como una planificación diaria?

 

5. Tan efectivo como un “NO”

¿En qué momento una palabra tan corta se hizo tan difícil de pronunciar? Algunas veces nos resulta hasta imposible negarle algo a un amigo, familiar, jefe o compañero de trabajo. No tenemos tiempo ni para comer y aun así la culpa, el compromiso o el miedo nos impide decirle a la otra persona que no podemos. Tan  difícil pero tan necesario. Nuestra mente también necesita un descanso, nosotros –por más que queramos– no podemos hacerlo todo. No basta con hacer listas y jugar Tetris con el horario, también hay que evitar sobrecargarnos de obligaciones. Date un descanso y cuando no puedas, no lo hagas. No aceptes trabajo que no vas a poder hacer; los demás también deben entender(te).

 

6. Pide ayuda

Cuando sientas que no vas a lograr algo o que no se te ocurre cómo hacerlo, pide ayuda si es necesario. Y si lo que quieres es la compañía de otra persona porque crees que así terminarás más rápido tus tareas, no dudes en llamar a un amigo o familiar.

 

7. Recompénsate

No dudes en sonreírte cada vez que hayas marcado todas las tareas del día –y te quede tiempo para descansar. Date apoyo.

¡Nunca te olvides de ti! Ya sea porque necesitas un descanso durante el día, quieres tomar aire, despejar tu mente un rato, regalarte un caramelo o hacer algo diferente a tus obligaciones: hazlo. Estar todo el día en la computadora, trasnocharse y dejar de comer no es bueno para la salud; y si estás agotado tampoco podrás terminar con todo lo que tienes que hacer. Recuerda que tu bienestar también es importante. No veas la vida como una competencia en la que ganas si terminas todo a tiempo, también debes disfrutar lo que haces.

 

¿Y tú, cómo organizas tu tiempo?

#YoApuestoPorVenezuela: Dinorah Hernández y su experiencia redefiniendo “El Calvario”

Venezuela ha sido llamada tierra gracia por poseer incalculables riquezas, bastos paisajes naturales, y por su gente cálida, que a pesar de los problemas siempre tiene una risa para el visitante – y a veces al residente. Esa alegría, ese bochinche, esa calidez fue lo que encontró Dinorah cuando llegó a nuestro país.

La historia de esta estudiante mexicana comienza cuando se interesa por vivir una experiencia AIESECa de voluntariado internacional; escoge Venezuela porque conocía sobre su literatura, sus paisajes y se sintió identificada con el proyecto “Pequeños Ciudadanos Globales”. Así que decidió tomar el avión que la llevaría al lugar donde ella misma afirma, dejó la mitad de su corazón.

El proyecto de Dinorah consistía en inculcar los valores AIESECos durante 6 semanas en jóvenes entre 12 y 17 años de edad, para demostrarles que no importando la circunstancia en la que se encuentren, mientras se mantengan fieles a quienes son, podrán surgir y salir adelante.

Para Dinorah, los lugares más bellos de nuestra ciudad se encontraban en su centro. Ella afirma que Venezuela le dio la oportunidad de reencontrarse con ella y definir claramente quién es; también le brindó la oportunidad de soñar, tanto así, que en medio de sus imaginaciones deseaba compartir un paseo romántico con su novio en las alturas de “Las escaleras del Calvario” – ese lugar de El Silencio por donde las personas transitan a diario pero raramente se atreven a subir.

Dinorah redefinió muchas palabras durante su estadía en Venezuela. Entre esas, calvario, esa palabra que para los venezolanos se ha vuelto costumbre para ella representa un lugar mágico que la lleva a soñar con volver a pisar el suelo venezolano. Dinorah es un vivo ejemplo de que querer es poder, causó un impacto social en un país que ante el mundo se muestra en crisis. Ella opina que Venezuela tiene jóvenes deseosos de trabajar arduamente por un mejor futuro, que buscan esa luz que ha de hacer el país con el que todos soñamos vivir.

 

¿Serás tú el siguiente que nos ayude a seguir construyendo una hermosa sociedad para nuestro país?

 

¿Te atreves a decir #YoApuestoPorVenezuela?

14123338_10210353205207424_1327644990_o      14139043_10210353199567283_936970142_o

¡Gracias mamá y papá! Por creer en AIESEC

Hola papá y mamá, quería informarles que su hija es una AIESECa. Aunque a estas alturas de la vida ya sabrán eso, no creo que entiendan muy bien de qué se trata. Quiero que sepan que durante los últimos meses he sido parte de la organización de jóvenes líderes más grande del mundo; que desarrolla liderazgo a través de experiencias prácticas con impacto no solo en nuestra sociedad, sino también en el mundo; que soy parte de un Comité Local al que denomino LC -ahora entienden ese sonido extraño que escuchan cuando hablo por teléfono con alguno de mis amigos AIESECos; que dentro de ese Comité cada persona cumple un rol, y que su hija tiene un espacio dentro de ese LC, aportando ideas y soluciones a problemas sin recibir ninguna remuneración económica a cambio… Y entonces se preguntarán: “¿Por qué no trabaja para una empresa con un salario construyéndose un futuro desde ya?”; y les responderé, con el corazón, que hago esto por vocación, sin cobrar ni un céntimo, porque creo en este proyecto y porque me encanta la visión de AIESEC.

Visión de AIESEC

Durante mi viaje dentro de esta organización, he podido compartir con personas de otras culturas; he enviado personas a otras sociedades a que aporten su cultura, su conocimiento, sus ganas y lo más valioso, su tiempo; he aprendido nuevos idiomas y dialectos, nuevas costumbres; he soñado con viajar por todo el mundo y ayudar en tantos programas sociales como pueda conseguir. He visto oportunidades laborales en otras latitudes que aportarían un valor agregado a mi preparación; he aprendido a trabajar en equipo y ser parte de ellos; pero lo más gratificante, definitivamente, es que he hecho amigos, personas que comparten mis valores y quieren ayudar al mundo tanto como yo; que no me juzgan y me dejan ser quien soy libremente; que he obtenido una experiencia laboral donde pude cometer errores libremente, aprender de ellos y no ser despedido; que he crecido como persona y como individuo en ésta, nuestra sociedad; que me ha hecho comprometerme a ser el cambio que quiero ver en el mundo.

Responsabilidad y respeto son dos de los valores que me inculcaron desde pequeña. Así que hoy siento la responsabilidad de dar lo mejor de mí a la organización que me permitió descubrir quién soy en realidad, quién es esa hija que ustedes tuvieron 19 años atrás. Por eso hoy les digo: gracias.

14101696_10210353143405879_16637603_n

Dinorah Hernández con su familia host, mexicana. Agosto 2016

Gracias por hacer el menor ruido posible cuando me encierro en mi cuarto a hablar por video llamada porque tengo reunión en línea.

Gracias por dejarme traer 8 amigos o más para una reunión de área o una EB Meeting (junta directiva de cada comité).

Gracias por dejarme invadir la mesa del comedor preparando el material para una reunión mensual de todo el comité, por hacer pancartas de bienvenida para nuestros voluntarios que vienen de fuera y por prestarme el auto para buscarlo en el aeropuerto o salir por ahí con ellos.

Gracias por permitirme horas y horas de charla con otros comités aun cuando no entiendan la mitad de lo que digo porque siempre hablo en siglas -que además son en inglés.

Gracias por ser una familia global, por dejar que un hermano de otro país se quede en nuestro hogar y abrirle las puertas de nuestra casa a un joven que viene a ayudar a nuestro país.

Gracias por apoyarme y consolarme en los momentos de estrés cuando me doy cuenta que quizás no lleguemos a las metas, hay que reformular el plan o simplemente estoy tan abrumada que quiero sentarme y llorar.

Gracias por escuchar 100 veces la misma canción mientras practico un roll call (baile) en medio de la sala que presentaré en esas conferencias (que quizás ya te cansaste de pagar o deseas que cancele por mí mismo). Y es que al final tú eres quien me apoya para asistir a esos eventos que dejan grandes enseñanzas en mí.

Gracias por ser parte de la organización al permitirme aportar a ella; gracias un millón de veces porque en este lugar soy feliz, siento que pertenezco, conozco personas muy valiosas para mí. Puedes contar con que el día que decida volar por el mundo siempre tendré amigos que me tiendan la mano cuando lo necesite.

 

Gracias papá y mamá, por al igual que yo, creer en AIESEC.

Cantidad vs Calidad en marketing de contenidos

Con la llegada de Internet y las redes sociales, se ha vuelto imperativo desarrollar más y mejores contenidos adaptados a las necesidades del consumidor y con la capacidad de atraer al cliente actual y potencial.

Debido al entorno digital, los negocios se han visto en la necesidad de generar información y difundirla a través de canales cuyo potencial de alcance, se equipare con la necesidad de ejercer influencia sobre el público al cual desean llegar.

Generar contenidos que le interesen al público objetivo y que además sean difundidos de manera inmediata, es una tarea que implica mayor inversión de tiempo y recursos pero que promete resultados positivos en cuanto al logro de objetivos de las empresas, sin importar su tamaño.

Incluso, no solo las redes sociales han aumentado la atención y consideración del marketing de contenidos; otro protagonista se suma a la batalla por la preferencia del consumidor: buscadores como Google. Las modificaciones cada vez más frecuentes, en cuanto a gustos de información, ha obligado a los profesionales del marketing a mantener actualizado su sistema y sus vías de comunicación con los usuarios.

La estrategia digital de medios y marcas, ha sufrido un cambio en el grado de importancia que se le venía dando a los contenidos generados. Ahora, con las redes sociales, es vital profundizar sobre los contenidos en forma y contexto. La prioridad es la calidad.

Abusar en la cantidad de contenidos que se generan, puede hacer que tu negocio sea percibido por buscadores y consumidores como spam. El contenido que no genera interés al consumidor o potencial cliente, puede convertirse en la causa por la cual el negocio pierda relevancia y seguidores.

Target-Marketing-Content-Marketing-Kenneth-Gillett

La calidad del contenido que se genera te ayudará a ganar mejores posiciones, no solo en Google y otros buscadores, sino en la mente de tu público actual y potencial.

“Menos es más”, esta frase es comúnmente utilizada en distintos ámbitos; sin embargo, en marketing de contenidos ha ganado seguidores. El mayor interés de las marcas es conseguir más y más engagement con los consumidores, por lo cual, aún cuando es más difícil generar contenido de alta calidad, esta práctica es mejor opción si quieres llamar la atención de tus clientes, de manera positiva.

El punto medio entre cantidad y calidad, priorizando la calidad, será logrado entonces según las necesidades específicas de la empresa.

Publicar gran cantidad de contenido, solo por cumplir con la cuota previamente establecida, puede ser una práctica equivocada con resultados contraproducentes. Es cierto que la constancia en la publicación de contenido es un factor importante; sin embargo, el error aparece en el panorama cuando se ve sacrificada la calidad de ese contenido.

Un plan de contenidos es de gran ayuda, no solo para conocer la temática ideal según el medio de difusión y el segmento del público al cual deseas alcanzar, sino determinar las necesidades e intereses de tus leads, conocer la cantidad ideal para cada segmento y los elementos que necesariamente deberán formar parte de cada pieza de contenido.

Ten en cuenta el SEO

La calidad del contenido generado adquiere más valor si tomas en cuenta que, no solo tu público objetivo va a interactuar con él, sino que Google lo analizará para determinar el grado de importancia y relevancia que tiene frente al resto.

Hacer un análisis de las palabras clave que interesan a tu público objetivo, es una manera de optimizar el contenido generado. La cantidad guardará relación con la calidad y al mismo tiempo, optimizarás la relación con las necesidades de tu público objetivo; al investigar las palabras utilizadas por tu público objetivo para encontrar tus productos y/o servicios darás estructura y sentido a la información que será difundida por los medios seleccionados.

Información personalizada

No es un misterio para nadie, que mientras más específico y segmentado sea el contenido que generas, mejor percepción lograras. Es importante que analices los recursos con los cuales cuentas para generar contenido apto y especializado. Una práctica común entre empresas grandes y pequeñas, es optar por los servicios de una agencia de contenidos, ya que tienen la experiencia que quizás te falte en este tema.

Intenta definir una línea editorial para tu sitios web y procura que cada pieza de contenido se genere en función de esta. Al optar por esta opción, conseguirás no confundir a tu público e incluso ganar reconocimiento en tu sector.

Ganar con contenido de calidad

Los recursos que inviertas en desarrollar contenido apto para tu público y que te ayude a alcanzar los objetivos de tu negocio, al final del proceso pueden ser una muy buena inversión. Es de gran ayuda apoyarte en planes de comunicación y objetivos de negocio que hayas establecido al crear tu empresa, para que de esta manera puedas definir el retorno de la inversión (ROI) y sepas si vas por buen camino y si tu estrategia de Marketing de Contenidos está consiguiendo resultados.

Lograr la calidad de tu contenido no es una tarea fácil. Puedes potenciar tus piezas, con material audiovisual que te permita explicar mejor tus procesos y tu oferta. El contenido solo no logrará resultados asombrosos; es necesario lograr ubicar los canales adecuados, que en unión con los demás elementos, se mezclarán para conseguir mayor reconocimiento de tu marca.

Emanuel Olivier Peralta

Founder & CEO @ Genwords, content marketing en Latinoamérica.

Cómo evitar y disipar conflictos

El ser líder no solamente implica saber asignar tareas a tus miembros, hacer una planificación y tener otros conocimientos de manejo de equipo. Uno de los temas más importantes es saber qué hacer en situaciones donde se presentan conflictos.

Es imposible llevarse bien con todos y que todos piensen igual y simpaticen, los conflictos son inevitables. Es por ello que tenemos que aprender cómo evitar ofuscarnos y dejarnos llevar por la ira, tenemos que buscar mantener todo bajo control.

El enfrentamiento generado por dos opiniones, ideas, pensamientos o valores diferentes puede ser causado por un asunto muy trivial, desde elegir qué vamos a comer juntos hasta un fallo comunicacional. Lo que evita que esto se masifique y genere una situación incontrolable es el manejo emocional de la disputa.

Las emociones fuertes, como la ira o cuando tu cerebro percibe una amenaza, envían cortisol y adrenalina a todo tu cuerpo colocándote  automáticamente propenso a la pelea. Podemos ver que las personas enojadas les comienza a sudar las manos, el ritmo cardíaco se acelera y hasta se ven como un tomate. La finalidad de estas respuestas físicas es que tengamos cuidado con el peligro, pero de igual forma evita que podamos tomar decisiones claras y ver la perspectiva del otro.

Para mantenernos relajados en situaciones difíciles podemos ir a cinco doctores, leer veinte artículos, pero al final todo se resume en conocernos a nosotros mismos. Es bueno, aunque suene muy cliché, respirar profundo. Así nos mantendremos relajados y en foco, lo cual es súper importante en estas situaciones. Aunque  no es solo respirar y ya, porque eso lo hacemos todo el tiempo, la clave es respirar suave y lentamente para que la adrenalina y el cortisol reduzcan su producción. Conocer nuestro cuerpo, nuestro lenguaje corporal. Relajar nuestros hombros y abrir nuestras manos son detalles que ayudan a neutralizar nuestra mente, así como el mantener una posición corporal abierta genera que se elimine la confrontación.

Es fundamental, repito, fundamental escuchar a la otra persona. Escuchar realmente a alguien da como resultado el fin de una disputa porque ayuda a entender el problema y buscar un punto medio. Usar preguntas para invitar a hablar honestamente y ver con mayor claridad el punto de vista que ellos tienen, da a entender que buscas lo mejor para ambas partes y no solo el beneficio individual.

Y dejar ir, si no es posible encontrar una solución, dejar ir. No siempre se va a llegar al punto medio, y si ves que la otra persona no quiere en lo absoluto llegar a ese punto medio, déjalo ir y sigue adelante. No toda confrontación va a terminar de la mejor forma, pero la mejor pelea es la que nunca se tuvo y si está en nuestras manos las herramientas para evitar una disputa es preferible usarlas para no llegar a romper una amistad o una relación de trabajo.

 

Recuerda, si no te está perjudicando, que al menos te llene el corazón.

 

Achieve 2015 (2)

Cosas sencillas que puedes hacer para aprender a enfocarte

¿No te ha pasado que todos en sus áreas son súper organizados y tú eres el ser más disperso del mundo? ¿Eres de esos que el tiempo se les hace muy corto y no les rinde? ¿Sueles durar hasta las 3:00 am con un formulario abierto en una pestaña y Facebook en otra? Entonces eres de los míos… mentira, yo ya estoy saliendo de eso o no estuviera escribiendo este artículo.

Para comenzar, no hablaré de los típicos cinco pasos a seguir para que puedas rendir el tiempo. Comenzaré por lo que a mí me ha funcionado, desde mi propia experiencia. Todo lo que están por leer es lo que yo he probado, desechado y siguiendo haciendo para mejorar mi atención y lograr cumplir mis actividades diarias. Así que si ninguna de las diez aplicaciones que descargaste para enfocarte te ayudó: esto es para ti. Sí hay reparo al desorden.

IMG_3842

Hoy aprenderás a enfocarte. Para que puedas aprovechar tu tiempo es necesario que te despegues un poco de tu celular, mantenlo en silencio y atiende únicamente llamadas. Revísalo en cuanto te desocupes pero no te pongas a chatear si tienes cosas que hacer, simplemente revisa y vuelve a guardar.

Cuando trabajes con el computador silencia las notificaciones de las redes sociales, incluso las del correo si no estás trabajando directamente con él. Dedícate a terminar la tarea que estás realizando, si abres Facebook puede que algo que te lleve treinta minutos te termine llevando de dos a tres horas.

No te auto sabotees. ¿Qué pasa si tu tarea está relacionada con Facebook? ¿Tienes que responder una encuesta de tu organización? Busca la encuesta y responde, luego cierra. Si en el camino ‘‘te encontraste’’ con el titular de un link, un video o un artículo que sería interesante para alguna capacitación; o una receta, o los 15 países más baratos para mochilear, ¡guárdalo!, puedes usar la opción de Save y luego en tu tiempo libre o incluso cuando vayas a hacer esa receta o capacitación puedes buscarlo de nuevo.

Mantén tu lugar de trabajo lo más simple, con solo lo esencial. Es decir, tu computadora y tu agenda. Si necesitas alguna carpeta, o un lapicero; pero no más, y menos aun si no vas a trabajar con eso, no generes distractores.

Algo que también me sirvió para mejorar mi concentración es dedicarle un período de tiempo a cada tarea que no pase de cuarenta y cinco minutos y dar un break de quince minutos para luego seguir con el trabajo.  Según sea la actividad puedes disminuir los tiempos, es decir, si vas a estudiar dedícate cuarenta y cinco enteros, descansa y luego retoma a leer o practicar lo estudiado por media hora. Descansa de cinco a diez minutos y continua con el trabajo sea pesado o liviano. Esto no sólo me ayudo a concentrarme, me ayudó a poder controlar mis tiempos y ¿qué mejor beneficio que dormir temprano hoy? Como debería ser. No es bueno acostarse todo el tiempo tarde, el tiempo que se supone que debe ser para descansar hay que usarlo para descansar. 

¿Qué puedes hacer en los breaks para adelantar tiempo? Yo suelo bañarme en las noches, entonces después de un bloque de estudio me baño, vuelvo a retomar, y en el otro me peino, y así voy…

Me ayudó muchísimo cambiar los ambientes de estudio o trabajo, dependiendo de la actividad escoge el más conveniente. Antes solía pensar que me gustaba quedarme hasta la madrugada estudiando o trabajando porque era una ‘‘persona nocturna’’ hasta que descubrí que no es por eso, es porque me distraigo muchísimo cuando estoy acompañada. ¿Qué hago? Pararme más temprano (una o dos horas antes) para leer o estudiar un poco, o adelantar trabajo ligero mientras que nadie está despierto. Me siento más descansada y puedo no distraerme con la presencia de mis compañeros de cuarto o mi familia cuando estoy en casa.

También he aprendido a estar en la biblioteca, antes iba y dejaba el libro en la mesa mientras conversaba con algún compañero, ahora me voy sola y me dedico a estudiar o trabajar. Me gusta mucho ir a las panaderías a leer o hacer tareas que no requieran mucha concentración, tales como crear la agenda de una reunión, leer para una capacitación o escribir un artículo.

DSC02307

Algunos recomiendan trabajar cerca de una ventana, a mí me funciona más por la claridad que nos regala la naturaleza que por cuestiones de paisajes o por efectos relajantes.

El tema de ejercitarnos y tratar de mantener una vida saludable también es importantísimo, no es algo que podemos ignorar. La razón por la que yo comencé a caminar y (más a mi facultad porque vivo a una cuadra) -confieso-, es porque había perdido mi tarjeta del pasaje estudiantil y me rehusaba a gastar todo en pasajes. Luego de que me prestaran una durante estos intensivos volví a ser sedentaria y estresada. Entendí hace poquito que el hecho de que me haya estresado tanto y desenfocado estaba relacionado con que había dejado de hacer lo poquito de ejercicio que hacía.

Mientras caminamos podemos ir pensando, reflexionando o incluso no pensar nada y llegar automático a donde tenemos que llegar. La clave es engañarnos, pensar que podemos cruzar el centro a pie y no en bus. En conclusión, si tratamos nuestro cuerpo bien él nos tratará bien, a nuestro templo hay que cuidarlo. Incluso, puedes caminar para despejarte un poco en los 15 minutos del break.  

Una planta ayuda muchísimo; cuidarla, es decir. Yo tengo a Homero el romero y otras sin nombre. Dedicarle tiempo a un ser vivo que no genere muchas distracciones es perfecto para los que estamos siempre ocupados.

Para terminar hablaremos de los sonidos, a algunas personas no parece molestarles que en un ambiente de estudio esté un grupo de personas hablando, incluso tengo una amiga que estudiaba en su cuarto con el televisor prendido y se graduó con honores. Tengo otro que le encanta escuchar música clásica mientras lee. Yo, nunca. Necesito de absoluto silencio, y más si es una actividad intelectual pesada.

Estas son cosas muy pequeñas, pero que he aplicado en mis rutinas para mejorar mi capacidad de atención, ser productiva y me ha generado buenos resultados solo en mi vida profesional y académica. También me ha servido mucho para conocerme y saber cómo es que yo logro concentrarme sin la necesidad de estar descargando aplicaciones que no usaré. Espero les funcione, si tienen otras recomendaciones, pueden compartirlas conmigo.

¿Cuál es el verdadero impacto de AIESEC en la sociedad?

Generar un impacto social a través de un voluntariado es una de las principales metas perseguidas por las Organizaciones No Gubernamentales (ONG). A través de la creación de proyectos se busca que un grupo de personas, de manera desinteresada y sin fines de lucro, ayuden a subsanar necesidades o a resolver problemas dentro de una comunidad. La creación de estos proyectos estará sujeta a las necesidades de la sociedad donde han de aplicarse, y las personas que participan en ellos serán seleccionadas de acuerdo a sus capacidades; ahora bien, si queremos crear un impacto social, ¿por qué no hacer un voluntariado local en lugar de uno internacional?, ¿los programas de AIESEC en realidad generan ese impacto a nivel local? Para responder estas interrogantes primero debemos explicar cuál es el ciclo de impacto que ofrece nuestra organización.

AIESEC nace después de la Segunda Guerra Mundial, cuando un grupo de jóvenes comprendieron que la causa principal de los conflictos era la falta de entendimiento entre culturas. Con esto en mente, se les ocurrió promover intercambios que permitieran lograr ese nivel de compenetración entre los diferentes países de Europa. El programa tuvo tanto éxito que se propagó por todo el mundo y actualmente está presente en 126 países; los voluntariados de AIESEC involucran tanto a personas de la comunidad afectada (miembros de los Comités Locales) como a extranjeros que en conjunto, desarrollan un proyecto social. Al pasar de los años comprendimos que al involucrar a un tercero – ajeno a tu sociedad y realidad – la visión que se obtenía del problema era diferente.

Nuestros voluntariados no solo representan un impacto positivo local, sino también una experiencia transformadora y enriquecedora a ese hermano de otra nacionalidad, quien a corto plazo podría convertirse en un agente de cambio positivo en su sociedad.

Cuál es el verdadero impacto de AIESEC en la sociedad 3

Así que sí, AIESEC realiza un impacto a nivel local, pero no solo eso, también impacta a nivel internacional al tocar la vida de ese voluntario y la sociedad donde él regresará una vez culminado su proyecto. Los problemas en el mundo son más generales de lo que la gente piensa, por eso la ONU ha desarrollado 17 objetivos de desarrollo sostenibles. AIESEC desarrolla proyectos locales alineados con dichos objetivos, aportando un granito de arena no solo a nuestra sociedad sino a un mundo que cada día necesita más jóvenes líderes. El futuro del mundo depende de que nuestra generación se forme correctamente para sacarlo adelante, y la manera de obtener esa formación es convirtiéndonos en ciudadanos globales, expandir nuestros horizontes, no pensar únicamente en la comunidad donde nos desenvolvemos. No te preguntes “¿Qué puedo hacer yo por mi ciudad?” pregúntate “¿Qué puedo hacer yo por mi planeta?”, deja a un lado las fronteras geográficas y comienza a pensar en metas aún más ambiciosas y grandes.

Cuál es el verdadero impacto de AIESEC en la sociedad 2

Ayudando a otras comunidades te convertirás en un líder íntegro que inevitablemente impactará en la suya.