4 tips para tomar un voluntariado internacional

En un artículo pasado hablamos sobre 4 mitos que debíamos dejar de creer para tomar un voluntariado internacional. Una vez sabido eso, probablemente hayas tenido más claridad en cuanto a tomar un voluntariado se refiere, sólo te queda tomar el voluntariado, sin embargo, como nunca deja de suceder, siempre surgen dudas tales como: ¿Por dónde empezar?, ¿Qué debo llevar?, ¿Cómo consigo un voluntariado?, entre muchas otras.

En este artículo encontrarás 4 tips que te ayudarán a despejar esas dudas y tomar un voluntariado internacional de la mejor manera, así que empecemos.

  1. Tener todos tus documentos al día: Dado que estás tomando un voluntariado en otro país, es muy importante que lleves todos tus documentos al día, para que no haya problemas a la hora de llegar a inmigración y puedas desempeñar sin ningún contratiempo tu voluntariado. Estos papeles por lo regular son: Pasaporte, cédula de identidad, acta de nacimiento, constancia de que realizarás un voluntariado. Debes tener por lo menos una copia de cada uno. Además, tener fotocopias de carnets o títulos nunca están de más.
  2. Lleva sólo lo necesario en el equipaje: Por más que estés realizando un voluntariado en otro país y quieras llevarte la casa en la maleta, debes ser consciente de que tener una maleta muy pesada puede acarrearte pagar más al tomar un avión o transporte terrestre, y sobre todo menos comodidad para llevarla. Por ello, en este caso menos es más. Te recomiendo que lleves sólo la ropa que creas indispensable, artículos médicos para cualquier contratiempo, y objetos de uso personal que nunca pueden faltar.
  3. Conoce toda la información referente a tu voluntariado: Es recomendable conocer todo lo que concierne a tu voluntariado, es decir, conocer de antemano qué actividades tendrás que realizar en el proyecto que escogiste; en qué horario las realizarás; cómo es la ciudad a la que irás; cómo es su cultura; cuánto es el costo de vida. Estas y muchas otras preguntas debes hacerlas a la persona encargada de recibirte en la ciudad en la que escogiste tu voluntariado, de modo que no quede ningún cabo suelto en cuanto a tu experiencia.
  4. Escoge el proyecto que más se adapte a tus habilidades: Si bien, en general los proyectos no tienen muchos requerimientos a la hora tomarlos, siempre habrán proyectos a los que puedas adaptarte mejor según tus habilidades.  Sin duda, esto es lo más fácil de lograr gracias a AIESEC, en dónde creando tu perfil en su portal de oportunidades, puedes escoger entre miles de proyectos alrededor del mundo, con la explicación de lo que se realizará en cada uno y con muy buenos beneficios que no podemos pasar por alto. Además, el comité local más cercano a tu ciudad se pondrá en contacto contigo para ayudarte a escoger y gestionar tu voluntariado. ¡Mejor, imposible!

Estos fueron los 4 tips que debes de tener presente para tomar un voluntariado internacional. Ahora queda de tu parte tomar el reto.

¡Descubre, crece, impacta, sé un Voluntario Global!