6 Claves para crear un CV ganador

Como jóvenes es común vivir la ansiedad ante la competencia cuando aplicamos a un trabajo, y es que para poder crear interés en la empresa y ser citado a una entrevista, la primera tarjeta de presentación es nuestro CV, o bien llamado currículo. Es nuestra primera carta con la cual nos vendemos, para que el empleador vea en nosotros la mejor opción, y es que puedes cumplir con todos los requisitos necesarios, pero si no sabes cómo plantearlos dentro de tu currículo, cualquier esfuerzo será en vano.

Como dicen “no hay segundas oportunidades para una primera impresión”, es por ello que debemos cuidar que esta primera imagen sea la correcta, así lograremos que las empresas creen interés sobre nosotros como aspirantes a algún cargo y así demostrar los profesionales que somos.

Acá te ofrecemos 6 tips para que mejores tu CV y puedas conseguir ese trabajo que tanto deseas:

Estructura la información correctamente

Tienes solo una página para presentar un resumen sobre ti, y ser completamente lineal es aburrido para cualquier lector, aún más, si con este esperamos generar interés para alguna oportunidad laboral.

Para aprovechar al máximo tu CV, te recomendamos que distribuyas el contenido, haciendo uso de los laterales, y que la información importante, referente a experiencia laboral, educación y cursos, se encuentre en el centro de la página, así aprovecharás el espacio sin dejar puntos muy recargados, y otros totalmente vacíos.

Organiza el contenido a tu favor

Los reclutadores reciben cientos de aplicaciones, dedican unos cuantos segundos para hojear los resúmenes, y sólo leen aquellos que realmente llaman su atención. Esto es porque aquellos que lograron captar su interés, tenían el contenido importante al principio, por lo  que en esta sección te recomendamos que incluyas la información realmente relevante para el cargo al que estás optando, como tu experiencia laboral anterior, o puedes comenzar con un pequeño párrafo de presentación, enfocado en tus intereses y cualidades, así el contratante sabe quién eres, más allá de tu experiencia profesional.

Incluye la información relevante

Con tan poco contenido que podemos incluir en nuestro CV, es importante omitir aquella información que no sea esencial, por ejemplo, si estudiaste una licenciatura, posiblemente agregar información sobre nuestros estudios en el preescolar no tenga mayor relevancia, o si aplicas a un cargo relacionado con tecnología, tal vez el curso de cocina italiana que hiciste en vacaciones no venga al caso. Lo fundamental es que clasifiques la información acorde a cómo ésta se alinee con tu propuesta para algún cargo.

Cuida la imagen gráfica

No sólo es la distribución del contenido, también es fundamental que los colores y el diseño estén acordes con nuestra presentación. Imagina que como publicista presentes una hoja sin colores, con una sola tipografía, sin jugar con el tamaño, y totalmente monótono. A pesar de que el contenido de éste sea interesante, es incongruente con la profesión que ejercemos.

Para evitar esto, es importante que definas tu paleta de colores y tus tipografías, lo ideal es usar 2 o máximo 3, y cambiar el tamaño de los títulos, subtítulos y el texto de contenido, y así aprovechar para destacar el contenido.

Para hacerte la vida más fácil, por internet puedes encontrar una variedad de plantillas, en páginas como Canva, Europass, o incluso las plantillas de Microsoft Word, que puedes usar como base y modificar según tus preferencias.

Incluir una fotografía

A veces, los CVs están muy bien estructurados pero no tienen una foto de su dueño, o tienen una clásica foto tipo “carnet” que no transmite la esencia de esa persona, acorde a lo que está descrito en el mismo. Te recomendamos que uses una que sea congruente con el contenido de tu CV, que genere cierta confianza y armonía, pero que no raye en la informalidad. Recordemos que precisamente ésta debe jugar a tu favor para que vean el profesional que está aplicando.

Agrega enlaces que respalden tu trabajo

Si eres diseñador, blogger, desarrollador, community manager, o alguna otra profesión que hace uso de los medios digitales, facilitar la URL de tu cuenta de Behance, GitHub, o el link de las cuentas que has gestionado pueden servir como soporte del trabajo que dices, has realizado.  Ahora, también linkedin puede usarse a tu favor, para comprobar tus habilidades según las recomendaciones de tu red, o para verificar las empresas en las cuales has trabajado y que permitan certificar la importancia de tu trabajo.

Estos sólo son algunos de los elementos clave que pueden potenciar tu CV. Recuerda que el secreto es poder transmitir tus cualidades y experticia para el rol al que estás aplicando. Usa estos tips como factor diferenciador que te permita destacar ante la competencia y da el siguiente paso por ese puesto que tanto deseas, ¿Te animas? Regístrate en este link, y vive tu primera experiencia laboral internacional