Alfredo Zamora, un mexicano con corazón venezolano

Alfredo Zamora es un joven emprendedor mexicano que pasó un verano en Venezuela, acá nos deja la historia de su experiencia:

“La vida va de prisa, pero hoy me he detenido a respirar y ha pensar en las pequeñas cosas que a veces no sabemos valorar, ven y mírame a los ojos, yo sé que hoy es un día muy normal, pero toma de mi mano y vas a ver que puedo hacerlo especial.”

Mi nombre es Alfredo Zamora, tengo 25 años y nací en México pero desde el verano pasado mi corazón es caraqueño y mi fortaleza de venezolano. Viajé contra todo pronóstico, recuerdos las muchas recomendaciones de amigos, familia y conocidos que me decían que no fuese a Venezuela, pero hay un dicho que reza “Eso que buscas te está buscando”, en mi caso, yo anhelaba reinventarme espiritual, emocional y profesionalmente, pero sobre todas las cosas sentía que me faltaba algo.

Desde el primer paso que di en el aeropuerto de Maiquetía me sentí en casa, cuando los chicos de AIESEC UCAB me sorprendieron recibiéndome con un cartel y tanto cariño supe que no me había equivocado. En el papel, estaría 6 semanas motivando a 50 jóvenes a dejar de ser indiferentes a la situación del país, para convertirse en líderes que den soluciones mediante el emprendimiento social. ¡Quién diría que ese verano sería la mayor escuela de mi vida! Llena de risas y de lecciones duras, compartir la comida con todos los panas, disfrutar el espectáculo que es ver vender a los vendedores en el metro de Caracas, la majestuosidad del Ávila, la maravillosa gastronomía venezolana con arepa, tequeños, golfeados y demás.

Aunque tomé las debidas precauciones, al final me robaron el corazón, y ciertamente la aseguradora no cubría ese supuesto.

Si quieres ver en tu vida un antes y undespués, una alegría que ni el peor escenario te derribe, una nación admirable, Venezuela te espera mi pana.