Cada Segundo Cuenta

 

 

Seguramente haz visto por allí una frase anónima que indica; “Cuando entendamos que no es un día mas sino un día menos. Empezaremos a valorar lo que realmente importa” y probablemente te hayas puesto a analizar el verdadero trasfondo de esta y te lleve a pensar en que realmente cada año, mes, día, hora o segundo de la vida cuenta de una manera magnifica y se debe aprovechar al máximo todos ellos porque de otro modo simplemente estarías dejando que la vida pase sin que nada distinto ocurra.

 

Sin lugar a duda esto es algo que como joven líder de las próximas generaciones no puedes permitir que ocurra y como cada segundo cuenta te daremos 5 pasos a la hora de capitalizar y priorizar de una manera eficiente tu tiempo de modo que seas capaz de darle una mordida al mundo, tal como lo indicaba Steve Jobs.

  • Crea una lista de Tareas: para poder distribuir tu tiempo de una manera eficiente es necesario que seas capaz de reconocer todas esas tareas y responsabilidades que tengas para la semana, así como estimar el tiempo promedio que te tomara hacer cada una de estas, de este modo podrás saber de un mejor modo que día y momento dedicar a cada una.

 

  • Crea un cuadro de Eisenhower: este es el método realizado por el ex presidente de los estados unidos; Dwight Eisenhower (1890-1969) lo cual lo hizo destacarse por su productividad, pues este es prácticamente un cuadro que muestra las tareas que se debe hacer por sí mismo; de esta fila se derivan las tareas que son urgentes e importantes y las que son importantes pero no urgentes y en la siguiente fila se encuentras las tareas que se deben delegar donde indican las que son importantes pero no urgen y las que no urgen ni son importantes. Lo ideal de este método es que cada una de las tareas las coloques de acuerdo con el nivel de urgencia o no que desees darle. (Click aquí para ver la imágen)

 

  • Realiza la técnica Pomodoro: esta busca mejorar la administración del tiempo dedicado a una actividad donde se usa un temporizador para dividir el tiempo en intervalos, llamados pomodoros, de 25 minutos de actividad, seguidos de 5 minutos de descanso, con pausas de 15 minutos cada cuatro pomodoros. Esto con el fin de crear concentración en cada una de las actividades que se realice sin generar un desgaste en el tiempo.

 

  • Realiza la técnica del Batching: es una técnica que consiste en agrupar tareas similares que requieren los mismos recursos de modo que se puedan realizar todas en un mismo tiempo; por ejemplo, revisar y responder emails.

 

  • Controla la Bestia llamada “Email”: dedica un tiempo determinado durante tu día (y no más) a la realización de ciertas tareas que te consuman mucho tiempo, como por ejemplo leer y contestar emails.

 

 

Es bueno destacar la importancia de la constancia y disciplina que se debe tener en el momento de realizar cada una de estas técnicas, herramientas y métodos pues no vale de nada tener técnicas geniales si no se hacen en los momentos indicados y de la forma correcta. Y para finalizar recuerda disfrutar de cada uno de los procesos y aprender de ellos, así al final del día no solo habrás sido productivo y exitoso sino te sentirás feliz y orgulloso de haber logrado cada uno de los task que te propusiste. Entonces… ¿Qué esperas? ¡Este es el momento de empezar! Corre a darle una mordida al mundo.