Analfabetismo en aumento (1/2)

En el 2005, el gobierno de Venezuela, bajo la presidencia de Hugo Chávez, se declaró como un territorio libre de analfabetismo. Según la UNESCO, un país se cataloga como tal, cuando su índice de analfabetismo se encuentra por debajo del 4%. Ahora, esto implica claramente que aún hay gente analfabeta. Y que esa cifra es sólo un promedio, lo que significa que hay personas analfabetas fuera de este cálculo.

En el 2003, el gobierno venezolano lanzó el programa educativo “Misión Robinson”, cuyo objetivo era el de enseñar leer y escribir a todos aquellos que fueron excluidos del sistema educativo: “(…) enseñaron a leer y a escribir a un millón 482 mil 543 compatriotas, de todas las edades, que estaban sumidos en la ignorancia” (Embajada de Venezuela en Argentina, s/f). Luego, a finales de ese mismo año, se creó la “Misión Robinson 2”, para culminar la primaria.

“Sin embargo, cuando revisamos los resultados del Censo 2011 encontramos que la tasa de analfabetismo, para ese momento, es de 5,23%, lo cual implica un retroceso con respecto al logro reportado en el 2005” (PRODAVINCI, 2013)

Fracaso de las misiones: analfabetismo en aumento

El último censo nacional venezolano, hecho en 2011 ubica los niveles de alfabetismo 95,1%, para la población de 10 años y más, por lo que la tasa de analfabetismo corresponde al 4,9%. Esto implica que para ese año había en Venezuela 1.101.706 personas que no sabían leer ni escribir, lo que contradice las propias declaraciones oficiales

En términos absolutos, la tasa registrada en el Censo del 2001, 7,02 %, equivale a 1.082.485 personas, mientras que la registrada en el Censo del 2011, 5,23 %, es igual a 1.039.217 personas (Cunto, 2016)

Esto nos dice que realmente sólo se alfabetizaron unas 43 mil personas. El fracaso puede deberse, en parte, a que se buscó alfabetizar a un grupo de personas en el acto y no la institución de un plan educativo sólido e innovador. De igual manera se ha dejado de lado a la educación preescolar, vital para el desarrollo motriz-cognoscitivo y social en los infantes. Así, tenemos unos niños en edad para la primaria, que no pueden acceder por su falta de desarrollo y entendimiento de reglas y valores básicos. Y que, por ende, quedaran fuera del sistema educativo.

Lo que parecía una medida para erradicar el analfabetismo terminó en una situación contraproducente. Un niño sin oportunidades se convierte en un adulto sin futuro, que se refugiará en cualquier otro sector para proveerse de bienes y una calidad de vida, precaria por supuesto. Son los denominados analfabetas funcionales, saben escribir y leer, pero se hallan incapaces de poder analizar y comprender hasta las situaciones más sencillas. Y una mente así, es fácilmente manejable.

Para estadísticas completas del nivel de analfabetismo en Venezuela, visita PRODAVINCI

Venezuela: un espíritu que no se rinde

No importa en que parte del mundo estés, probablemente tienes algún conocido o amigo que es venezolano. Lo más seguro es que sea un tanto parlanchín, increíblemente gracioso y con grandes ideas, que te sacan de apuros. Y es que las cosas no son tan malas. No te dejes influenciar por lo que oyes o te dicen de Venezuela, pues tiene mucho más que ofrecer.

Comenzando por esa gracia sin esfuerzo. La comedia es tan natural como la miel a las abejas. Es parte fundamental del venezolano. No sólo trata de entretenimiento, sino que es una herramienta que resulta imprescindible para tratar la vida en todos sus ámbitos. Por lo tanto es su forma de expresarse.

Venezuela en las disciplinas

Resulta imposible que el venezolano no se destaque en lo que hace, y eso aplica desde las ciencias hasta las humanidades. Cada día, en nuestras universidades, miles y miles de jóvenes se preparan para el futuro, mientras intentan manejar el desequilibrado presente. Desde los MUN, pasando por ONGs hasta la Fórmula SAE, Venezuela siempre está presente, porque quiere aprender. Porque su gente quiere avanzar y desarrollarse.

Y si buscas algunos ejemplos más precisos están: el Director General del MIT, Rafael Reif, nacido en Maracaibo. El actor Edgar Ramírez, nacido en San Cristóbal. La comediante Joanna Haussmann y su padre Ricardo Haussman, quien enseña en Harvard. Y Moisés Naim, escritor y periodista son sólo algunos de los venezolanos destacados fuera del país.

Nexo importante

Dentro o fuera de Venezuela, el venezolano es alguien quien se preocupa por las condiciones de su entorno y que busca cambiarlo para bien. Tiene en su cabeza grandes ideas y una forma peculiar de ver las cosas. Así es, una pequeña caja de sorpresas. Animado y un poco ruidoso, pero con una tremenda pasión por todo lo que hace. Está siempre dispuesto a dar su mano a quien lo necesite y a defender una causa justa.

Todo esto sin olvidar de dónde vino y quién es, lleva dentro de sí un pedazo de su país y no se avergüenza por mostrarlo. De esta misma manera, se hará tu amigo y te encontrarás riendo y disfrutando a su lado. Una vez que realmente conozcas a un venezolano, ya no hay vuelta atrás. Será tu amigo y apoyo para toda la vida.

 

Youth Speak: Mi voz también cuenta.

¿Sabías que para aproximadamente el 42% de los jóvenes de todo el mundo sus amigos son las personas más influyentes para tomar decisiones relacionadas con su carrera? Casi un 15% más influyentes que sus padres.

O que para el 23% de esos mismos jóvenes una mejor educación es el asunto de mayor relevancia que enfrenta el mundo, por encima de la seguridad alimentaria y acceso al agua que le siguen con un 10% de los encuestados.

Cerca del 70% de esa muestra de jóvenes considera “sumamente importante” que la compañía para la que trabajan sea socialmente responsable, y más del 31% espera convertirse en emprendedor en los próximos 5 años.

¿Te sientes identificado con alguna de estas tendencias? Es probable que tengas algo que decirle al mundo entonces, al igual que una de los 35.000 jóvenes que desde finales del año 2014 AIESEC ha tratado de alcanzar a lo largo de todo el mundo. Se trata de nuestra campaña Youth Speak.

Youth Speak es un movimiento global de jóvenes desarrollado por AIESEC. Su objetivo es entender los retos que rodean el ciclo que va desde la educación superior al empleo para jóvenes de todas partes del mundo. Pretende llegar a más de 100 países y sumar la voz de más de 50.000 jóvenes, con intención de comprometer a sectores gubernamentales, empresariales y civiles al entendimiento de nuestras preocupaciones e intereses de cara al futuro. En 2015 se espera presentar el reporte final del movimiento Youth Speak a las Naciones Unidas, en cuyos diversos órganos hoy AIESEC tiene representación.

youthspeak_orange

Youth Speak posee 3 elementos claves sobre los cuales pretende hacer énfasis, ellos son:

  1. Educación (¿Cómo podemos desarrollar un sistema educativo que sea más efectivo en la atención de las necesidades de estudiantes y empleadores?)
  2. Transición (¿Cómo garantizar una transición exitosa de la educación universitaria al empleo?)
  3. Empleo (¿Cómo pueden las empresas y otros sectores públicos/privados apoyar el desarrollo del potencial de los jóvenes en sus espacios de trabajo?)

Tambien te puede interesar: Las ventajas de amar lo que hacemos

Queremos involucrar a los jóvenes venezolanos con este movimiento mundial. Por esa razón te invitamos hoy a tomar 5 minutos de tu tiempo para elevar tu voz. Queremos decirle al mundo que los jóvenes venezolanos también tenemos importantes cosas que decir, preocupaciones de cara al futuro y que estamos comprometidos a entender el problema para poder darle solución desde diversas esferas. ¡Mi voz también cuenta! Para ser parte del Movimiento Youth Speak ingresa aquí