Cómo crear una marca personal

Desde que llegó el auge de las redes sociales y los influenciadores, hemos escuchado hablar de la gestión de marca personal en las mismas. Sin embargo, la marca personal va mucho más allá de un perfil en Instagram con muchos seguidores, es la imagen que creamos de nosotros mismos día a día con nuestras acciones ante las personas que nos rodean.

En el artículo de hoy no hablaremos de cómo gestionar tu cuenta en Instagram para crear una marca personal sino cómo crear tu marca personal ante aquellos que te conocen offline y que es lo primero que debes cuidar.

Define tus objetivos

Todos tenemos sueños que queremos volver realidad y la actitud que tengamos para alcanzarlos habla mucho de nosotros. Una forma de construir tu marca personal es definiendo cuáles son tus objetivos en la vida y trabajando en pro de alcanzarlos. Cuando uno habla de sus objetivos de forma positiva y trabaja por ellos, y aún mejor cuando los alcanzas, empiezas a reflejar ante los demás lo trabajador que eres y lo lejos que has llegado pues todo logro habla también de nosotros.

¿Cómo quieres que los demás te vean?

Muchas veces vemos a otras personas y decimos- qué simpático- o es muy inteligente. Pregúntate cómo quisieras que te vieran los demás: trabajador, inteligente, dedicado, detallista, simpático o en cambio como alguien flojo, indiferente o alguna otra cualidad no tan agradable. Luego, auto analízate y piensa qué estás haciendo para que los demás te vean así.

Adopta hábitos que te ayuden a mejorar

Si sientes que no tienes esas cualidades con las cuales quieres que los demás te asocien, empieza a adoptar hábitos, por ejemplo, si quieres que digan que eres inteligente, lee un poco cada día de algún tema de interés, lee noticias para estar al tanto de lo que sucede en el mundo, de esta manera tendrás temas para conversar con cualquier persona y ampliarás tus horizontes de conocimiento y forma de ver el mundo.

Sé tu mismo

Lo más importante es que seas tú mismo, si estás cómodo y seguro con lo que haces y lo haces con pasión, transmitirás cualidades positivas a todos a tu alrededor. Nunca finjas ser alguien que no eres, reconoce cuáles son tus debilidades y trabaja para ser siempre la mejor versión de ti.

 

Cuando trabajamos en potenciar nuestras cualidades positivas y mejoramos aquellas que no lo son tanto, nos relacionamos con los demás y más importante hacemos lo que nos apasiona, estamos creando la imagen que queremos que los demás tengan de nosotros mismos.

 

Recuerda, el mundo observa y todo lo que haces influye en la construcción de tu marca personal.