Descubriendo el arte de comunicar

La comunicación puede convertirse en un arte –aunque ya sea una ciencia. ¿Por qué? Porque hay tanto que comunicar y no todos lo logran. Podemos hablar mucho y no decir nada. Decirlo todo con pocas palabras. O fijarnos en lo que decimos pero no en cómo lo decimos (grave error porque la entonación también juega un papel importante).

Podemos generar distintas reacciones con la misma frase. O simplemente ser ignorados porque “nadie nos entiende” y terminar frustrados.

Hasta el silencio puede comunicar algo

Tan interesante es la comunicación que hay miles de definiciones, así como perspectivas de estudio, que le dedican su tiempo. Hay toda una historia de la comunicación que se remonta a los tiempos de Gutenberg. Y hay quienes aseguran que la comunicación ha pasado por la historia pero no ha tenido la suya propia.

Dentro de todas las teorías que se han creado sobre la importancia de la comunicación y sus vertientes de estudio, siempre hay algo que nos sigue preocupando a los “no estudiosos” de la comunicación. ¿Cómo puedo comunicar de manera efectiva y asertiva? Es complicado y sencillo a la vez.

Para algunos resulta obvio: puedes comunicar diciendo lo que piensas. Pero nos importa demasiado enviar un mensaje y que sea recibido correctamente por la otra persona que no aceptamos esa respuesta. Queremos que la otra persona nos entienda. Que comprenda lo que nosotros pensamos, entendemos o decimos. Detalle que resultaría incluso imposible porque influye considerablemente la interpretación –individual y personal– de quien recibe cada mensaje.

¿Qué comunicar?

Podemos hacer que llegue la mayor cantidad de palabras con significado. Pero dentro de ese deseo de comunicar cometemos otro error: confundimos la comunicación asertiva con la  efectiva. Sería ideal combinar las dos pero hay que saber que las dos no se refieren al mismo término ni tienen la misma intención.

Lo asertivo se refiere a defender nuestra postura o reforzar nuestra personalidad, desde la psicología. En cuanto efectiva puede aplicarse a algo práctico, real y/o positivo.

Se puede llegar a ser un maestro de la comunicación pero entendiendo qué significa lo que decimos. La comunicación es todo un proceso que involucra emisión, recepción e interpretación. Lo más importante que hay que saber por ahora es que: para poder explicar algo es necesario saber a profundidad qué estamos diciendo.


Próximamente: definición y consejos de Comunicación efectiva/Comunicación asertiva