deserción

Deserción escolar y analfabetismo (2/2)

Cuando la educación inicial que recibe el niño es precaria, se tiene un analfabeta funcional, que de entrada no querrá ir a la escuela porque no entiende. Su frustración se verá reflejada en sus notas y, más temprano que tarde, será otro que practica la deserción escolar. En vez de ver la educación como una oportunidad, la tendrá en mente como un castigo:

Según la UNICEF hay 117 millones de niños y jóvenes en América Latina; de estos 22.1 millones se encuentran fuera del sistema educativo o están en riesgo de hacerlo. Este dato sólo incluye a los estudiantes entre 5 a 14 años (Lugo, 2013)

Razones de la deserción

Al momento de preguntarle a un estudiante de una institución pública sobre otro de una privada, dirá: ellos pasan porque pagan. Mientras que el de la escuela privada dirá sobre el que asiste a una pública: a ellos los pasan porque igual [a los profesores] les van a pagar. Aquí chocan dos estereotipos y dos realidades muy distintas, pero hay una figura común: el profesor.

Encontrar un buen profesor en estos días es como buscar una aguja en un pajar. Desde mi experiencia puedo confirmar que existen actualmente increíbles profesores altamente preparados, por ejemplo a nivel universitario. Pero que también están los denominados “profesores piratas”, que son más comunes en la educación primaria y media.

El objetivo de un profesor nunca debe ser el de colocar un millón de conocimientos en la cabeza de su alumno, sino realmente mostrarle cómo hacer uso de ese conocimiento. No sólo aprenderlo de memoria, sino aplicarlo en su vida, al contrario del analfabetismo funcional.

¿Qué sucede en casa?

Entonces, ¿quién se ve más afectado, la educación privada o la pública? La verdad es que cada caso es particular, pero existe un punto que se comparte por ambos:

Alvarado manifestó su preocupación explicando que “La crisis está sacando a niños de las aulas, no solo porque tienen que acompañar a sus padres a hacer cola para comprar comida sino porque tienen que buscar cómo ganar dinero para ayudar al sustento del hogar” (Martín, 2016)

De manera que, tanto el que estudia en una institución privada como el que está en una pública se encuentra en peligro de deserción. El de la pública, si bien no paga una matrícula, termina desertando y buscando un trabajo informal, que le permita aportar comida en su mesa. Mientras el de la privada, deberá desertar para invertir ese dinero en comida y otras necesidades básicas. Por esta razón y muchas otras, la deserción escolar es asociada con los aumentos del nivel de pobreza.

Embarazo y deserción

Una de las principales razones para la deserción escolar en adolescentes es el embarazo precoz:

En Venezuela se registra la más alta tasa de embarazo adolescente entre los países de Suramérica, con 101 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años de edad, cifra obtenida por el diagnóstico mundial 2012 llevado a cabo por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)

¿Qué sucede con este tipo de embarazos? Las razones son multifactoriales: está involucrado el tema de la educación desde el hogar y la escuela, y la gran cantidad de desinformación sobre la educación sexual por el hecho de la dificultad en los padres y familiares para discutir formalmente sobre el tema. (Massiah, 2016)

He aquí uno de los motivos por los cuales la educación o la figura de una escuela es tan importante, pues es la institución, luego de la familia y antes del Estado, capaz de formar a las personas en todos los sentidos. De brindarle apoyo y herramientas a sus estudiantes para tomar las mejores decisiones. No se trata sólo de colocar un montón de conocimiento en sus cabezas, sino de formar personas con valores y principios.