¿Qué es la marca personal?

Recientemente el término “Marca Personal” se ha popularizado entre los jóvenes, pues se entiende como que cada uno de nosotros somos una marca de nosotros mismos, por ende debes “desarrollarlo” de una manera positiva para poder obtener buen trabajo, o ser un buen candidato laboral; pero realmente, ¿qué abarca la marca personal? 

Es un concepto que se ha venido desarrollando durante los últimos años, sobre todo gracias a la evolución de la tecnología y las redes sociales. Una marca es una huella, por lo que podríamos definirla como la huella que dejas en los demás y cómo ellos te perciben. Implica considerarse uno mismo como una marca, así como las empresas; pero cabe destacar que no es venderte a ti mismo, sino saber vender lo que haces, para hacer que las personas te conozcan, entiendan tu trabajo y te tomen como referente en lo que desarrollas a manera de ser considerado como un buen prospecto para distintos empleos.

¿Cómo desarrollo mi Marca Personal?

A continuación mencionaremos cuatro pasos muy sencillos y generales que puedes seguir para comenzar a crear tu “huella”.

Primero:

Esto se basa en la realización de una estrategia que comienza con tener muy claro qué quieres conseguir, debes conocerte a ti mismo y definir tus objetivos: ¿Quién eres?, ¿cuáles son tus habilidades?, ¿qué puedes ofrecer?, ¿qué quieres lograr en los próximos 5, 10, 20 años?, ¿hasta dónde quieres llegar? A partir de ahí creas metas y te planteas cómo lograr lo que buscas. Sé constante, persevera y ten paciencia, esto no se logra de un día para otro.

Segundo:

Define cuál es el segmento en el que te quieres posicionar. No es lo mismo querer ser empresario que ser emprendedor, y todo surge del primer paso, si conoces tus metas, sabrás dónde te quieres posicionar y podrás elegir la mejor estrategia para lograrlo, además que del posicionamiento dependerá los canales que utilizarás (redes sociales, blogs, etc.).

Tercero:

O también llamado como el momento de elegir tu elemento diferencial. Como podrás notar, todo surge del primer paso, si te conoces y conoces tus fortalezas y debilidades, sabrás en qué te diferencias del resto, qué te hace ser único y qué puedes ofrecerle a la empresa o a la persona con la que quieras trabajar. Y con ello debes ser completamente honesto, tú como marca no puedes engañar, igual que las empresas, no puedes mentir acerca de lo que eres y quieres. Básicamente, para tener una marca personal debes ser útil, tener algo que ofrecer, ser fiable y ser visible.

Cuarto:

Algo fundamental a la hora de querer trabajar en cualquier rama. Crea tu Network o redes de contacto. Si tienes las demás características mencionadas, pero nadie te conoce, no lograrás nada. Por ello las redes sociales sirven mucho hoy en día, debes establecer contacto con las personas que te interesan y que te puedan posicionar en las labores que buscas. Empieza de a poco, puede incluso funcionar ofrecerte de voluntario para dar una charla, así irán conociéndote y conociendo tus habilidades.

Con estos cuatro pasos podrás empezar tu marca personal, podrás ir desarrollándote personal y profesionalmente, pero no olvides que se necesita de mucha constancia y paciencia, y sobre todo, déjate guiar por tu pasión, si lo que haces no te gusta eso se notará, pero si es lo que te apasiona esto te motivará a seguir adelante cuando no veas frutos y te llevará a la cima. AIESEC te brinda la oportunidad de expandir tu CV con sus programas de pasantías para jóvenes profesionales, encuentra más información en nuestra página.