Posts

Venezuela, arte y mujer

Con el caos que se vive constantemente, me encuentro preguntándome a menudo si las personas se habrán sentido igual en otros sucesos históricos. Pues no sólo la alegría y el amor inspiran a las personas, también lo hace el temor y la angustia, con el mismo –o quizás más- empeño que las otras emociones. Indudablemente, éstas tenían que ir a parar a algún lado. Tal lugar sería el arte.

Y es que el arte ha sido aliado y representante de la vida en todo momento, incluso el hombre de las cavernas pintaba en las paredes. El arte, en cualquiera de sus expresiones, es ese lugar seguro al que se acude por un poco de consuelo y entendimiento. Por lo que, si quieres entender a un país, tienes que estar en contacto con su arte.

Existieron y existen otros muchos artistas venezolanos que también merecen tal reconocimiento, pero hoy les traigo a dos grandes figuras que probablemente no conocías. Son dos mujeres que sin duda te hacen querer ver las cosas dos veces, aunque las dos crecieron en un ambiente profundamente artístico, también lo hicieron en medio de grandes problemas políticos.

El arte de Sofía Imber

La primera de ellas es Sofía Imber, quien tristemente falleció hace unos meses, pero que vivirá en todas las calles de Caracas, pues en su centro se levanta el Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Este recinto, que antiguamente llevaba su nombre, recoge pinturas, esculturas y fotografías que son tan variopintas como la propia Venezuela.

El conjunto de colecciones pretende mostrar las raíces de todo un país. No sólo son líneas, colores y perspectivas. Son las líneas, colores y perspectivas de la misma vida, de sucesos que marcaron la historia de un país y del mundo también. Así que la próxima vez que te pares en frente de un cuadro sin tener ni idea de qué significa, tal vez sólo tengas que repasar la historia en tu cabeza para hallar las respuestas. Y entonces, verás que no resulta tan extraño ni tan lejano.

Los poemas de Ana Enriqueta Terán

Y como no todo el arte se encuentra dentro de un museo, el segundo personaje es tal vez el más desconocido. Ana Enriqueta Terán es la única poeta venezolana conocida y estuvo de cumpleaños ayer. ¡Tiene noventa y nueve años. Originaria del estado Trujillo, la escritura de Ana es muy potente y actual. Tanto así que si no te hubiese mencionado su edad, creerías que es una poeta del ahora.

Ana, al contrario de Sofía, trabaja y apoya al gobierno actual. Eso es sólo un pequeño dato para observar más de cerca la dualidad de las cosas, tan presente en Venezuela. Una vez Ana dijo: “el mundo cambiaría si todos escribieran poesía”, pues siendo promotora del arte, al igual que Sofía, entendía la importancia y los beneficios del arte para la vida.

¿Qué tal si hablamos de Venezuela?

Ahora vamos a empezar por el principio, VENEZUELA,  muchos sé preguntaran ¿Dónde es eso?,  ¿Dónde queda?, ¿En qué continente?,  pues mi estimados  lectores hoy les vengo a hablar de una Patria donde están las mujeres más hermosas del mundo, y  donde los paisajes son los más espléndidos, desde la cordillera de los Andes donde está el Pico Bolívar imponiéndose ante todo, allí se encuentra las personas más amables y cordiales de todo el país muy bien conocidos como los Gochos siempre desbordando cordialidad y amabilidad eso si que no se molesten esos Gochos porque un Gocho molesto es algo de cuidado yo que te lo digo.

Pasando por el Zulia donde el relámpago del Catatumbo muestra su imponente carácter, y cuando se recuerda Maracaibo, todo buen venezolano empieza a cantar “cuando voy a Maracaibo y empiezo a pasar el puente siento una emoción tan grande que se me nubla la mente”, los Zulianos tiene la particularidad de hablar muy rápido, tienen una jerga un poco distinta a la de los demás venezolanos, eso sí siempre los veras sacando un chiste de todo y un corazón grandísimo, ellos llaman a su Maracaibo la Tierra del Sol Amado.

Del Zulia nos vamos a los Llanos donde los amaneceres y atardeceres son Preciosos, donde el Joropo y las llaneras son típicas, donde el Tío Simón escribió “Caballo Viejo” o “la Vaca Mariposa tuvo un terné, un becerrito lindo como un bebé….”, canciones que a todo buen venezolano conoce, canta y aprecia en su corazón.

De los llanos nos vamos a Caracas, nuestra Capital donde el Ávila cuida a los caraqueños, es una ciudad vibrante, llena de personas de todas partes del país, una ciudad que acepta a todos, eso sí cuando los caraqueños tienen un acento muy particular un mandíbuleo que cuando lo escuchas te mueres de la risa, para Caracas hay una canción muy particular escrita por la Súper Banda de Venezuela “Guaco” que te ayudará a entender a las caraqueñas  y dice así “No sé que tienen las chicas lindas, que de Caracas con su caminar tan sabrosón  que a todo el mundo arrebata cuando las miro al pasar el cuerpo se me estremece no puedo hablar solo mirar pues mudo quedé y si las miro otra vez me moriré”.

De la Capital nos vamos a las Playa más Magníficas  que podrás ver, que quedan en el Oriente del país, el degrade de los azules en el agua, el sol imponente, la brisa, los corales, los peces de todos los colores,  “los rompe colchón”, “vuelve  a la vida” que venden en la playa, y nada mejor que un   pescado frito con arepas, ensalada y tajadas a la orilla de la playa, los Orientales son personas muy amables, que hablan muy rápido, dicharacheros pero sobre todo con una alegría que se les desborda.

Y por último pero no menos importante el Sur del País, uno de los estados lleva el apellido de nuestro Libertador Simón Bolívar, el más grande de todo el país, donde las riquezas son infinitas, en este hermoso estado tenemos la Gran Sabana, donde verás las noches más hermosas porque cielo está  repleto de estrellas, tanto así que parece que fuesen infinitas, también está la Caída de Agua más grande del Mundo el Salto Ángel, tenemos los Tepuyes que cada vez nos asombran por su belleza y son cada vez más los aventureros que se atreven a llegar a su cima, también es muy típico de nuestra región el Calipso, es algo que todo Guayanés baila y siente, porque es sinónimo de alegría de carnavales. Es una región llena de minerales que lo hacen muy rico y  a su vez estar rodeado de la naturaleza mas esplendida que te puedes imaginar.

Esta es mi Venezuela, un país que lleva nombre de mujer, que tiene no solo los paisajes más hermosos que te puedes imaginar sino mas importante aun la gente más increíble que podrás conocer, el venezolano es sinónimo de estas pocas palabras que pudiste leer hoy, es mucho mas, atreve a apostar y creer en Venezuela, estoy segura que te sorprenderá.

Paz, Justicia e Instituciones Sólidas en Venezuela

Para iniciar esta serie, me gustaría comenzar con este hashtag

#EsTiempoDeSerRealistasYContribuirConSoluciones 

Difícilmente podemos hablar de paz en Venezuela hoy, si en este hermoso país no respetan los derechos humanos, si no hay estabilidad legislativa, sin libertad de expresión, sin seguridad social y económica y por último pero no menos importante, no hay paz si el pueblo no tiene confianza plena en sus gobernantes y dirigentes políticos. Estos factores afectan el pleno desarrollo de un Estado.

No te sientas culpable por estar enojado. Siéntete culpable por ser cruel.

Hablar actualmente de Venezuela, es hablar de la crisis causada por una ideología mal implementada y la pérdida de valores y fe, y que ha generado el aumento de violencia armada, inseguridad, un continuo decrecimiento económico y la dificultad de emprendimientos nacionales, resentimiento, frustración, corrupción, violencia sexual, censura, homicidios, robos, hurtos, hambre y falta de medicinas, desmejoras en infraestructuras y servicios públicos, esta ola ha arrastrado todo el territorio nacional, razón por la cual se imposibilita la protección de la sociedad, ya que una gran parte de la misma se encuentra inmersa en estos hechos.

Pero, aun así, hablar de Venezuela es hablar de un pueblo valiente y bravo, ya que, en medio de esta situación existen jóvenes con anhelo en su corazón y fe en Venezuela, que lucha por el cambio de mente a través de la educación e información, y proponen para la construcción de Paz, Justicia e Instituciones Sólidas en Venezuela:

  1. Libertad de desarrollo, invertir en la educación y el deporte, con el fin cultivar la mente y disminuir la ignorancia y pobreza, reduciendo de a poco los índices delictivos
  2. Libertad de participación, tomar parte en la dirección de los asuntos públicos, votar, consentir procesos, asociación y reuniones pacificas
  3. Libertad del miedo, desarme masivo de las bandas organizadas para delinquir, educación y entrenamiento a político y ético-moral a los organismos de protección del estado, políticas económicas liberales, castigo a la corrupción
  4. Libertad de credo y pensamiento, tolerancia a la fe, valores, principios y ideologías propias de una comunidad u persona
  5. Libertad de expresión, dialogar con las comunidades y pueblos para encontrar soluciones duraderas a los conflictos e inseguridad, reconciliarnos, así como, dar a conocer y manifestar su postura u criterio propio
  6. Libertad de soñar, anhelar la libertad, desarrollo y mejora de nuestra calidad de vida y entorno, garantizando el pleno uso y goce de nuestros derechos y estabilidad social-económica, ser nuestra mejor versión todos los días
  7. Libertad para vivir, experimentar la paz, felicidad, prosperidad y unión que podemos llegar a tener si todos trabajamos para la construcción de un mejor país.

Estas libertades promueven el desarrollo sustentable de un país, concientizando al ciudadano común, funcionario público y políticos, sobre la importancia de tenernos los unos a los otros presentes en nuestras decisiones, dejando atrás el egoísmo y los intereses personales, para buscar el bien común.

La estabilidad y bienestar social es posible a través de la evolución, aceptación y dialogo entre las partes y el respeto al derecho ajeno.

Nunca mientas, ni siquiera una mentira piadosa. Sé honesto, sé real y di la verdad. Este compromiso te obliga a tomar mejores decisiones y a ser una persona más fuerte.

Cada persona debe comprometerse a garantizar el pleno derecho del otro, solidarizarse con las vivencias del mismos, y colocándose en los zapatos del otro, con el fin de actuar desde donde estemos, desde los más pequeños, como los mejores ciudadanos, dejando atrás la violencia, el conflicto. Siendo así la esperanza de una nueva y mejor Venezuela.

Consolidemos nuestro desarrollo, por medio de nuestras acciones apliquemos justicia honesta, equitativa, ¡creemos conciencia!

 

 

¿Por qué salir a conocer el mundo?

Quizás al leer la pregunta hayas pensado en salidas, vacaciones o viajes, sin embargo, esta vez quiero que veas más allá de lo que se nota a simple vista.

Muchas personas han visitado numerosos países sin haber conocido realmente al entorno en el que estaban ¿Qué es conocer el mundo? No es sólo salir de tu país, no es sólo visitar sitios nuevos, no es sólo quedarte unos días en una ciudad extranjera. Conocer el mundo es estar en constante contacto con la nueva cultura que encuentras, es experimentar de primera mano lo bueno y lo no tan bueno que ofrece el sitio al que llegaste, ya sea la gastronomía, las tradiciones, las religiones, etc.

Menciono lo no tan bueno, ya que cada sociedad tiene distintas problemáticas, es un hecho del que no se puede hacer la vista gorda, y para realmente conocer el mundo debes conocerlo con sus pros y sus contras, porque al final, es la unión de todos estos factores lo que definen la cultura y la sociedad. Incluso, puedes tomar parte en la solución de dichas problemáticas y así formar parte de una red global de voluntarios que son agentes de cambio.

Ahora bien, ya sabiendo el cómo se conoce el mundo, podemos dar paso a la respuesta de la pregunta principal que está como título de este artículo.

Al salir a conocer el mundo te das la oportunidad de expandir tus conocimientos, de salir de tu zona de confort, de experimentar nuevos estilos de vida, pero más aún que todo ello, te estarás redescubriendo, porque conocerás aspectos de ti que quizás nunca pudiste observar o no tan profundamente cuando estabas en tu hogar.

Así, como bien he explicado, razones para salir a conocer el mundo sobran, razones que van desde lo externo hasta lo interno, desde conocer nuevos estilos de vida hasta hacer un voluntariado. Atrévete a crecer, a descubrir, a experimentar. Atrévete a conocer el mundo.

5 consejos para mostrar tu ciudad y no morir en el intento

Esto va más o menos de la siguiente manera, yo suelo escribir desde mis experiencias, en base a lo que siento y cómo lo siento. El artículo de hoy comienza desde mi necesidad de mostrarle a alguien querido mi ciudad desde mis ojos y mis ganas de llevarte a ti lector, conmigo. Lo que escribiré más abajo es en mi opinión, la mejor manera de presentar a cualquiera mi ciudad y dejarlos amarla tanto como yo la amo a ella. Lo último que aclararé es que muchos de estos ejemplos los aplicaré a Caracas, porque es donde vivo. Así que empecemos:

  1. Presenta lo que conozcas: siempre vas a querer que esa persona disfrute todo lo que le enseñes, sorprenderlo con lugares que no conozcas puede sorprenderte a ti también, lo que quiero decir es que puede que no sea lo que tú esperabas. Mi consejo, ve por lo seguro, piensa en lugares que se ajusten a los gustos de esa persona y a tus buenas experiencias, las que luego puedes contarle y que ellos pueden recordar por siempre. Un ejemplo, mi amigo es músico, yo lo llevaría a cualquiera de estos conciertos que a veces se hacen en Caracas al aire libre, que siempre han sido para mí un buen rato y sé que él disfrutaría.
  2. Sé consiente de tú alrededor: seamos honestos, serás responsable de alguien que no conoce el lugar y es importante que sepas que puede que esa persona no esté siempre contigo y tenga que valerse por sí mismo. Mi consejo, sé lo mas sincero posible con quien venga a tu ciudad en lo que puede encontrarse al llegar, ya sea tráfico a una hora específica o los lugares que puedan ser inseguros y no debería visitar. Un ejemplo, hace poco tuve la oportunidad de recibir a una española maravillosa en mi casa y con otra amiga, llevarla al metro de Caracas por primera vez, la ruta fue larga pero la experiencia increíble, poco a poco y gracias a las indicaciones de mi amiga ahora ella puede moverse sola en el metro como toda una caraqueña.
  3. Planea pero no enloquezcas: todos sabemos que un itinerario tan cerrado en nuestras vidas cambia totalmente con el tiempo y las circunstancias, son muchas las veces que los planes no salen como lo queremos y hasta los planes “Z” pueden sacarnos de cualquier aprieto. Mi consejo, planea qué lugares quieres mostrar sin enfocarte tanto en el día, recalca cuales son los que realmente necesitan tener fecha y lugar y los demás simplemente déjalos fluir directo a tu calendario. Un ejemplo, el año pasado viajé y como buena estudiante de arquitectura mi plan era ver 300 edificios en un día y detallarlos TODOS, tuve la fortuna de estar con personas que quisieron tomar el reto conmigo y lo suficientemente ambiciosas como para turistear a las 2 a.m. si era necesario. En resumen, todo se va dando si lo dejas fluir y disfrutas del camino.
  4. La cuidad es tuya y el tour del turista: la idea es que ambos disfruten pero recuerda que tú puedes ver la ciudad cuando quieras, el visitante no tanto. Un consejo, darle oportunidad de elegir que lugares quiere visitar, bien sea que lo investigue por sí mismo o que tú le des opciones. Un ejemplo, en este viaje del año pasado no sólo vi esos 300 edificios que tenía en mi lista, también quienes estaban conmigo decidieron presentarme otros de los cuales no sabia absolutamente nada. ¿Mis lugares favoritos de ese viaje? Una combinación entre los que había soñado en el avión y los que jamás pensé ver.
  5. Ten en cuenta tu bolsillo: son muchos los lugares que puedes ver en tu ciudad sin la necesidad de gastar mucho dinero y otros en los que quizás debas ajustar tus cuentas. Recuerda que es muy probable que quien este contigo no tendrá mucha idea de cómo funciona tu moneda, así que tendrás dos bolsillos que cuidar. Mi consejo, planear cuales son los que realmente merecen tu dinero y buscar planes en la ciudad que sean gratis, en Caracas hay muchísimos. Un ejemplo, una vez salí con un amigo sin ningún plan y ninguna hora de llegada, ambos estábamos en ese punto del mes en el que no teníamos más dinero del necesario y honestamente gastarlo no era opción, nuestra solución fue pensar en lugares al aire libre que no habíamos visitado nunca y el resultado fue unos de los mejores días que he tenido.

Entonces ahí lo tienes, son sólo cinco de las cosas que me vinieron a la mente pensando en lo maravillosa que puede llegar a ser Caracas y lo mucho que quisiera presentársela a esa persona. Si leíste hasta aquí me gustaría leer tus consejos y tus ejemplos o experiencias, el espacio de comentarios abajo es todo tuyo.