Posts

Se busca un país

Los venezolanos amamos a nuestro país desde el nacimiento, sentimos a nuestra tierra como quizás ninguna otra persona de otra nacionalidad siente a la suya. Nos sentimos orgullosos cuando vemos a uno de los nuestros triunfar tanto dentro como fuera de nuestro país y decimos sin pensarlo 2 veces que tenemos la mejor geografía del mundo, desierto, selva, nieve y playa.

También, decimos que tenemos a las mujeres más bellas de la faz de la tierra, la mejor gastronomía, la mejor música, etc., y así podemos seguir diciendo tantas cosas hasta llegar al punto de decir “Venezuela es el mejor país del mundo”… He allí nuestro error, no somos el mejor país del mundo, y nos falta mucho para serlo, seamos realistas, Venezuela afronta actualmente tantas problemáticas que se me iría todo el artículo nada más mencionándolas, pero esa no es mi intención, ni tampoco la intención de AIESEC en Venezuela.

En AIESEC en Venezuela creemos que a través del liderazgo joven podemos sacar a nuestro país hacia adelante, y por eso actualmente poseemos aproximadamente 400 personas formándose día a día como los líderes que tomaran la batuta para guiar a nuestra nación a solucionar todas estas problemáticas. Por eso en este artículo les comentaré del país que se busca, por el que nos levantamos temprano cada mañana y nos trasnochamos cada noche, ese país que buscamos.

Se busca un país donde no existan más homicidios, donde la corrupción no tenga cabida, donde las familias puedan caminar tranquilas en las calles a cualquier hora del día.

Se busca un país donde ningún niño vuelva a morir de hambre, donde todos tengan las disponibilidad de comer mínimo las 3 comidas fundamentales del día, donde se pueda dormir tranquilo sabiendo que no pasarás hambre al otro día.

Se busca un país con buenas bases económicas, donde lo que consumamos se produzca en nuestra tierra, donde el sueldo no sólo te alcance para subsistir sino para vivir con todas las comodidades que se permita.

Se busca un país sin analfabetismo, donde todas las personas hayan tenido una buena educación, donde el que se gradúe no tenga que buscar trabajo en otros países porque en el nuestro sobran las oportunidades.

Se busca un país donde se acepten las diferencias, donde todos tengan cabida y las mismas oportunidades sin importar su sexo, raza, género, religión, ideología política, y cualquier otra característica que te pueda hacer distinto a los demás.

En fin, me quedo corto de tantas cosas que buscamos, incluso puede que por ser tantas piensen que no estamos cuerdos, pero si no estar cuerdo es creer que nuestro país tiene mucho potencial por aprovechar, que podemos resolver todas nuestras problemáticas, que es posible conseguir la paz y el pleno desarrollo del potencial humano, entonces sí, en AIESEC en Venezuela no estamos para nada cuerdos, porque definitivamente creemos en ello, y damos el todo día a día para conseguirlo.

Por eso y mucho más en AIESEC en Venezuela se busca un país, un país para ti, para mí, para todos.

Venezuela: un espíritu que no se rinde

No importa en que parte del mundo estés, probablemente tienes algún conocido o amigo que es venezolano. Lo más seguro es que sea un tanto parlanchín, increíblemente gracioso y con grandes ideas, que te sacan de apuros. Y es que las cosas no son tan malas. No te dejes influenciar por lo que oyes o te dicen de Venezuela, pues tiene mucho más que ofrecer.

Comenzando por esa gracia sin esfuerzo. La comedia es tan natural como la miel a las abejas. Es parte fundamental del venezolano. No sólo trata de entretenimiento, sino que es una herramienta que resulta imprescindible para tratar la vida en todos sus ámbitos. Por lo tanto es su forma de expresarse.

Venezuela en las disciplinas

Resulta imposible que el venezolano no se destaque en lo que hace, y eso aplica desde las ciencias hasta las humanidades. Cada día, en nuestras universidades, miles y miles de jóvenes se preparan para el futuro, mientras intentan manejar el desequilibrado presente. Desde los MUN, pasando por ONGs hasta la Fórmula SAE, Venezuela siempre está presente, porque quiere aprender. Porque su gente quiere avanzar y desarrollarse.

Y si buscas algunos ejemplos más precisos están: el Director General del MIT, Rafael Reif, nacido en Maracaibo. El actor Edgar Ramírez, nacido en San Cristóbal. La comediante Joanna Haussmann y su padre Ricardo Haussman, quien enseña en Harvard. Y Moisés Naim, escritor y periodista son sólo algunos de los venezolanos destacados fuera del país.

Nexo importante

Dentro o fuera de Venezuela, el venezolano es alguien quien se preocupa por las condiciones de su entorno y que busca cambiarlo para bien. Tiene en su cabeza grandes ideas y una forma peculiar de ver las cosas. Así es, una pequeña caja de sorpresas. Animado y un poco ruidoso, pero con una tremenda pasión por todo lo que hace. Está siempre dispuesto a dar su mano a quien lo necesite y a defender una causa justa.

Todo esto sin olvidar de dónde vino y quién es, lleva dentro de sí un pedazo de su país y no se avergüenza por mostrarlo. De esta misma manera, se hará tu amigo y te encontrarás riendo y disfrutando a su lado. Una vez que realmente conozcas a un venezolano, ya no hay vuelta atrás. Será tu amigo y apoyo para toda la vida.