Vamos a darle la vuelta al mundo

En 2010, Calle 13 – una banda de rap fusión puertorriqueña- lanzó una canción titulada: La vuelta al mundo. Por un momento podemos pensar que es una historia de amor. Podemos verla como la invitación de una persona a compartir con ella todo lo que el mundo nos da. Pero ¿y si el mismo mundo es quien nos invita?

Si oímos con atención la letra podríamos darnos cuenta que ese recorrido podemos hacerlo nosotros mismo. Que nuestros compañeros de viaje sean las ganas de conocer, vivir, sentir y ayudar. Que podamos sentirnos parte de nuevas cultura y todo lo que nos rodea.

Dame la mano

¿Qué tal si los miembros de AIESEC tuviésemos esta canción en nuestro playlist viajero? ¿Qué tal si empezamos a vivir la letra? Me gustaría que más personas -tanto miembros como aquellos que no lo son- comiencen a explorar más.

Comencemos a explorar tierras lejanas, aprender nuevas culturas, reír en otros idiomas y ver el mundo de otro color. Fluir con el viento y oler la diversidad. Creer que podemos cambiar realidades y cambiarnos a nosotros mismos en el proceso.

Ya sea con un Voluntariado Social, una Pasantía Profesional o simplemente un viaje familiar, disfrutemos de ese viaje. No importa si es en avión, autobús, barco, bicicleta o a pie, disfrutemos el paisaje y veamos más allá de la carretera.

La vuelta al mundo

Para aquellos que no la han oído, no la conocen o no le han prestado atención, quiero compartir con ustedes la letra de la canción:

No me regalen más libros porque no los leo
Lo que he aprendido es porque lo veo
Mientras más pasan los años, me contradigo cuando pienso
El tiempo no me mueve, yo me muevo con el tiempo 
Soy las ganas de vivir
Las ganas de cruzar
Las ganas de conocer
Lo que hay después del mar

Yo espero que mi boca nunca se calle
también espero que las turbinas de este avión nunca me fallen
no tengo todo calculado ni mi vida resuelta
solo tengo una sonrisa y espero una de vuelta

Yo confío en el destino y en la marejada
yo no creo en la iglesia pero creo en tu mirada
tú eres el sol en mi cara cuando me levanta
yo soy la vida que ya tengo
tu eres la vida que me falta
Así que agarra tu maleta, el bulto, los motetes, el equipaje, tu valija,
la mochila con todos tus juguetes

Y dame la mano
Y vamos a darle la vuelta al mundo
darle la vuelta al mundo
darle la vuelta al mundo

Darle la vuelta al mundo

La renta, el sueldo, el trabajo en la oficina
lo cambié por las estrellas y por huertos de harina
me escape de la rutina para pilotear mi viaje
porque el cubo en el que vivía se convirtió en paisaje
Era un objeto esperando a ser ceniza

Un día decidí hacerle caso a la brisa
A irme resbalando detrás de tu camisa
no me convenció nadie, me convenció tu sonrisa

Y me fui tras de ti persiguiendo mi instinto
si quieres cambio verdadero pues camina distinto 
voy a escaparme hasta la constelación más cercana
la suerte es mi oxígeno, tus ojos son mi ventana
quiero correr por siete lagos en un mismo día
sentir encima de mis muslos el clima de tus nalgas frías
llegar al tope de la tierra, abrazarme con las nubes
sumergirme bajo el agua y ver cómo las burbujas suben

Dame la mano
Y vamos a darle la vuelta al mundo
darle la vuelta al mundo
darle la vuelta al mundo