Vive una experiencia de liderazgo con AIESEC en Venezuela

El liderazgo se nos ha vendido como un rasgo innato. Se tiene la falsa creencia de que para ser líder debes tener una vasta experiencia en ámbitos como la política y la gerencia; pero no. Un líder puede ser cualquier persona que se considere estratégica, pro activa, comunicativa e inteligente; de manera que con su ejemplo pueda exigir un trabajo de calidad a aquellas personas que lo sigan. El liderazgo se trata de saber dirigir a otras personas en pro de un objetivo planteado. Por lo que entonces te preguntarás: “¿Estoy capacitado para lograr todo eso?”, y la respuesta siempre será: sí.

El objetivo principal de los programas de intercambio ofrecidos por AIESEC es que los jóvenes se desenvuelvan en un ambiente que los motive a liderar, a solventar problemas, a sacarlos de su zona de confort, para que en medio de pequeñas crisis – como sentirte solo y nuevo en otra cultura y otra sociedad – puedas surgir como persona, explorar a profundidad tu potencial y ver de lo que eres capaz. Si bien es cierto que la vida te va dando experiencias a medida que pasan los años, también es cierto que no todo aquel que tenga edad avanzada tiene cierto grado de madurez, son las situaciones cotidianas que te sacan de tu zona de confort las que te darán las herramientas para aprender a lidiar con tus problemas, saber cómo debes comunicarte y resolver situaciones en pro del bien colectivo.

Queda demostrado que un líder no tiene que ser necesariamente un político. El liderazgo se manifiesta en distintos rangos y maneras, no se trata de cantidad sino de calidad, puedes ser la cabeza de un proyecto escolar o el próximo Steve Jobs pero lo cierto es que nadie que haya alcanzado la grandeza y sea reconocido como líder lo logró desde su zona de confort. ¡Atrévete a romper los esquemas sociales! Demuestra que la edad no es un límite, las fronteras solo existen cuando nosotros permitimos que se creen. Si nos preparamos y comenzamos a cosechar experiencias entonces creceremos como personas, y al transmitirlas a los demás estamos impactando sus vidas también, los estamos inspirando a vivirlas y aunque nos cueste creerlo, estamos siendo líderes; porque los motivamos a salir de su zona de confort y contribuimos a la maduración de otro ser humano, que a su vez lo hará con alguien más y continuará la cadena.

Los jóvenes tenemos todas las herramientas para ser líderes, solo debemos salir, buscarlas, aplicarlas y siempre seguir intentando. Atrévete a ser un líder global y sobre todo, atrévete a decir #YoApuestoPorVenezuela.

DSC02106

“Todo parece imposible, hasta que se hace”