Voluntariados sociales crean líderes

El Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía no ha dejado de ser el rincón de las despedidas definitivas. Pero todavía hay quienes caminan cerca del mural de Carlos Cruz Diez con el pasaje de regreso en la cartera:  jóvenes que viajan sin planes de huida en la maleta y prefieren invertir su tiempo en ofrecer su ayuda a otros países realizando voluntariados.

“¿Por qué te irías a otro país a realizar un voluntariado teniendo tantas cosas que hacer en Venezuela? Preguntaría cualquier persona al oír que desde el 2014 son cada vez más los venezolanos que viajan al exterior para desarrollar proyectos sociales.

El aumento ha sido realmente significativo pues AIESEC en Venezuela pasó de hacer 50 voluntariados a 163 en un solo año. Y es posible que para el 2017 las cifras aumenten más del 100%, afirma el Presidente de AIESEC en Venezuela, Antonio Colmenares.

Muchos venezolanos podrían pensar que los jóvenes usan los voluntariados como excusa para emigrar. Sin embargo, Antonio comenta que el 90% de estos jóvenes son universitarios y vuelven a su país de origen –Venezuela– para terminar sus estudios.

En ese caso no se estaría hablando de migrantes sino de una generación mucho más comprometida con la consciencia social venezolana, según explica Colmenares.

Para él, la principal razón de este aumento de más del 50% (a nivel nacional)  en el número de voluntariados es la globalización estimulada por el internet. Los jóvenes comienzan a descubrir culturas distintas y quieren vivir esas experiencias para volver a su hogar y aportar más.

La presidenta de AIESEC en UCV, Eugenia del Rosario, comenta que los jóvenes deciden viajar para saber cómo se percibe la realidad desde otro país. De esta forma adquieren nuevas herramientas para implementarlas en Venezuela.

VOLUNTARIADOS EN ASCENSO

Actualmente en Venezuela hay sólo dos organizaciones que promueven los voluntariados en el exterior: AFS Programas Interculturales Venezuela y AIESEC.

Aunque AFS se enfoca en los intercambios escolares, universitarios y de idiomas también ofrece intercambios culturales como Programas de Servicio Comunitario en otros países en los cuales toman en cuenta los intereses vocacionales de los jóvenes, según su página www.afs.org.ve.

En el caso de AIESEC, se ha posicionado en Venezuela como la primera organización de voluntariados desde que en 2014 se enfocaron en abrir programas sociales para venezolanos en el exterior. Estas oportunidades siempre han estado destinadas a los jóvenes en edades comprendidas entre los 18 y 30 años, explica Antonio Colmenares, Presidente de AIESEC en Venezuela.

El aumento de los voluntariados se hizo más evidente cuando se publicó el Reporte de Gestión 2015 de AIESEC en Venezuela, en el cual Maracaibo se ubicaba como el comité con mayor número de intercambios sociales realizados. La ciudad presentó un crecimiento absoluto de 300% en los intercambios sociales.

La organización no promueve la migración sino el intercambio cultural y el aprendizaje de nuevas herramientas. Muchos venezolanos quieren aportarle algo al país pero no saben cómo hacerlo. Por eso recurren a otros países que ya han pasado por dificultades o situaciones adversas en otros contextos.

NECESIDAD DE CAMBIO

El presidente de AIESEC en Venezuela Antonio Colmenares asegura que con los voluntariados “se crean líderes que impactarán nuestro país en un futuro”. También afirma que todavía hay jóvenes venezolanos que no abandonan el país sino que viajan para cambiar de manera positiva a la sociedad y ser de mayor ayuda para Venezuela.

Los miembros de AIESEC en Venezuela creen que los intercambios seguirán aumentando porque realmente hay una necesidad de ayudar y cambiar al mundo. Son jóvenes que creen en lo que hacen y piensan que con un viaje se pueden adquirir nuevas experiencias y herramientas para ser cada vez mejores.


Este es un extracto del reportaje publicado en: http://bit.ly/2cdvixN