José Lamus, un coleccionista de momentos dispuesto a realizar un segundo voluntariado

El 17 de diciembre de 2016, José Lamus, ingeniero electricista valenciano, comenzó lo que sería una de sus mejores experiencias de vida: su primer intercambio como Voluntario Global.

“Del voluntariado me enteré por un amigo que estaba en AIESEC, que también realizó uno de éstos en Brasil. Me contó un poco sobre cómo era su proyecto y los beneficios que tenía con el programa. Me parecía súper genial, una tremenda oportunidad, y sabía que en algún momento tenía que realizarla”, cuenta apasionado recordando sus primeros pasos antes de vivir la experiencia.

Con alma de mochilero e inmensas ganas de recorrer el mundo, José encontró en el voluntariado una oportunidad para explorar sus distintas pasiones: viajar, conocer otras culturas, compartir con nuevas personas y ayudar a otros.

Cortesía José Lamus

“El voluntariado tenía muchos elementos que de por sí me gustan, como viajar. Me encanta conocer otras culturas y todas las experiencias y anécdotas que te brinda viajar (…) eran motivos que iban sumándose uno tras otro para que quisiera hacer el intercambio”.

Además de encontrarse motivado por sus inmensas ganas de viajar y visitar nuevos lugares, José encontró también en el intercambio una oportunidad para impactar a un grupo de la sociedad, algo que desde hace tiempo atrás quería hacer. Sin duda, el proyecto del voluntariado se convirtió en la guinda del pastel.

Localizado en Bogotá, Proyectarte fue el proyecto en el que nuestra voluntario se dedicó a trabajar por la educación de calidad, el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 4.

Cortesía José Lamus

José impulsó el interés de los niños en carreras relacionadas con el campo de las artes y humanidades, por medio de actividades dinámicas y divertidas. Según narra, el objetivo era “ayudarlos a descubrir qué área les gustaba, darles las herramientas para explorar (dicha área) y decirles que, independientemente de lo que les gusta, si trabajan con compromiso el día de mañana podrán hacer de ello una profesión”.

Un segundo intercambio en la amazónica Manaos

Las razones que motivaron a José Lamus a realizar un voluntariado en el exterior aún siguen latentes. Es por ello que decidió aventurarse una vez más y durante el próximo mes de julio estará viajando a Manaos, Brasil, para vivir una segunda experiencia de intercambio cultural, esta vez con un proyecto de Marketing para impulsar una ONG de la zona.

“Brasil es un país que me llama mucho la atención. Antes he tenido la oportunidad de ir, pero digamos que los días se me hacían cortos. Es una cultura que quiero seguir conociendo más a fondo (…) además, sé que con el tiempo y compromiso puedo adquirir un nivel medio de portugués, eso también representa un plus para mí”.

Cortesía José Lamus

La clave es decidirse a hacerlo

Cuando se le pregunta cuál sería su principal recomendación para una persona que desea tomar un voluntariado, tal y como él lo hizo, José es tajante:

La clave es decidirse a hacerlo (…) Hazlo. En la vida uno se suele arrepentir más de las cosas que no hizo, y más si es algo que te llama la atención o te apasiona. Sabes que lo quieres hacer, pero a veces te pones muchos peros, lo piensas demasiado y terminas sin realizarlo (…) Yo en su momento, cuando me fui de intercambio, también tuve mis dudas de si hacerlo o no, pero lo ví así: el día de mañana yo quiero vivir las experiencias que están en esa lista de cosas por hacer. No esperar que esté jubilado. Si tengo la oportunidad, hacerlo en su momento”.

Para José, es algo inevitable querer aventurarse y conocer nuevos territorios y culturas, más cuando un viaje de voluntariado viene acompañado por el autorreconocimiento y momentos impactantes.

Cortesía José Lamus

“Me considero un coleccionista de momentos, eso en muchas ocasiones me impulsa a realizar actividades como un viaje o probar una disciplina nueva. Sin duda, un intercambio está lleno de momentos impactantes. Creo que no eres tan consciente hasta que lo vives”.

José Lamus está listo para vivir su segunda experiencia haciendo voluntariado ¿Y tú? ¿Listo para decidirte a coleccionar momentos?